Oscars 2019: una ceremonia más corta propició un aumento de audiencia

La audiencia que vio la transmisión de los Premios de la Academia del domingo mejoró con respecto al año anterior, según cifras preliminares, ya que más personas sintonizaron una ceremonia más corta sin anfitrión. El rating de la cadena ABC de Disney aumentó entre un 6 y un 14 por ciento respecto a 2018, según…

Oscars 2019: una ceremonia más corta propició un aumento de audiencia

La audiencia que vio la transmisión de los Premios de la Academia del domingo mejoró con respecto al año anterior, según cifras preliminares, ya que más personas sintonizaron una ceremonia más corta sin anfitrión. El rating de la cadena ABC de Disney aumentó entre un 6 y un 14 por ciento respecto a 2018, según informes. Las cifras preliminares están sujetas a cambios y se espera que el lunes se entregue el reporte definitivo.

El espectáculo estuvo marcado por un ritmo acelerado y un grupo diverso de ganadores, incluido el primer Oscar competitivo para el director Spike Lee. Se prolongó por un poco más de tres horas. La transmisión del año pasado duró casi cuatro horas y registró la peor audiencia de su historia.

El domingo “Green Book”, la película de Universal Pictures sobre las relaciones raciales en el sur de Estados Unidos a comienzos de la década de 1960, ganó el premio a la mejor cinta y se impuso sorpresivamente a Netflix, que hizo una gran campaña para su film “Roma”. Los Oscar de este año no tuvieron anfitrión por primera vez en tres décadas.

El incremento aparente de sintonía es una buena noticia para el alicaído panorama televisivo actual. Los eventos en vivo, como programas de premios y deportes, fueron alguna vez un imán en términos de ratings, pero sus cifras han disminuido en los últimos años junto con las del resto de programas de televisión a medida que más personas abandonan la televisión por cable y eligen opciones en línea. Antes de este año, la audiencia de los Oscar había caído cada año desde 2014.

Pese a la disminución de la audiencia, los precios de los anuncios del programa se han mantenido fuertes, un reflejo de lo difícil que es para los publicistas llegar a una gran audiencia en vivo en el panorama fragmentado de los medios actuales. ABC recibió entre US$2 millones y US$2,6 millones por cada comercial de 30 segundos durante la transmisión de los Oscar, según una persona con conocimiento del tema.