“Aumentan por si después no pueden reponer mercadería”

Cuando se mueve el dólar se activan los mecanismos que ya todos conocemos: los precios de los productos y de los insumos importados suben, eso se traslada al precio final, y quienes forman precios locales también hacen ajustes para afrontar esos nuevos costos. El Gobierno no tiene mecanismos para evitar ese traslado. Incluso lo fortaleció,…

“Aumentan por si después no pueden reponer mercadería”

Cuando se mueve el dólar se activan los mecanismos que ya todos conocemos: los precios de los productos y de los insumos importados suben, eso se traslada al precio final, y quienes forman precios locales también hacen ajustes para afrontar esos nuevos costos. El Gobierno no tiene mecanismos para evitar ese traslado. Incluso lo fortaleció, por ejemplo validando que las tarifas se actualicen con valor del dólar cada ciertos meses.

La única herramienta que tiene para evitar el traslado a precios es la tasa de interés. Con mayor tasa hay menos actividad económica y se espera que eso discipline los precios. Pero cuando la inflación es de costos, bajar la demanda es un mecanismo que no siempre funciona.  Honestamente, creo que la mayor ayuda que puede dar una tasa de interés tan alta es la de evitar que el dólar suba. Una vez que el dólar subió, hay que buscar otras herramientas.

(Leer también: Por qué se acabó el ‘veranito’ y suben el dólar y el riesgo país)

Ahora, movimientos del dólar pueden aumentar más o menos los precios. Creo que lo que más nos está afectando hoy no es la suba del dólar en sí misma, sino que cada disparada del dólar demuestra que este gobierno no sabe para dónde va. Si creen en un tipo de cambio flexible, si creen que está bien que el dólar se mueva dentro de la banda, que es malo volver a apreciarse y que no se debe descansar en congelar el dólar para bajar la inflación, ¿para qué suben la tasa y sobre todo para qué intervienen en futuros? Quizás en el fondo sí creen que para controlar la inflación tienen que controlar el dólar. Y quieren hacerlo sin usar reservas.

Pero entonces no está funcionando, porque ayer el dólar subió bastante. La consecuencia para la economía real de esta indecisión y falta de claridad, es que se traslada totalmente a la formación de precios.

No hay precios, se instala la sensación de que cualquier cosa puede pasar de acá en adelante, el dólar se puede ir a cualquier lado, la tasa se puede ir a cualquier lado y no hay mecanismos para que eso no se traslade a los precios. No sólo la suba del dólar, sino la incertidumbre sobre lo que puede suceder se traslada a la formación de precios. Y el famoso “aumento porque después no sé si voy a poder reponer mercadería” se hace cada vez más importante.

En esta nota: , , , , , , ,