Pedofilia en la Iglesia: el arzobispo de Lyon presenta su renuncia al papa Francisco

VaticanoPedofilia en la Iglesia: el arzobispo de Lyon presenta su renuncia al papa FranciscoEl arzobispo de Lyon, cardenal Philippe Barbarin, de 68 años, renunció este lunes en un encuentro que mantuvo con el Papa en el Vaticano, como había adelantado el 7 de este mes cuando un tribunal francés lo condenó a seis meses de…

Pedofilia en la Iglesia: el arzobispo de Lyon presenta su renuncia al papa Francisco

Vaticano

Pedofilia en la Iglesia: el arzobispo de Lyon presenta su renuncia al papa Francisco

El arzobispo de Lyon, cardenal Philippe Barbarin, de 68 años, renunció este lunes en un encuentro que mantuvo con el Papa en el Vaticano, como había adelantado el 7 de este mes cuando un tribunal francés lo condenó a seis meses de cárcel en suspenso, por no haber denunciado a la justicia a un cura pederasta, el padre Bernard Preynat.



Francisco recibió la dimisión del primado de las Galias, título histórico que convierte al arzobispo de Lyon en uno de los más importantes purpurados de Francia, “la hija predilecta de la Iglesia”.

Pero, por lo que se supo de fuentes responsables, el Papa no le anunció inmediatamente ninguna decisión, sino que le comunicará lo que decida llamándolo por teléfono a la sede arzobispal de Lyon.

El padre Bernard Preynat es el más famoso pedófilo serial francés, predador de decenas de chicos boyscouts en las décadas del ochenta y noventa. Las víctimas y sus familiares están organizadas en asociaciones que han denunciado las actividades del sacerdote pederasta.

Barbarin, de 68 años, no había asumido en Lyon en la época de las crímenes de Preynat. Enterado de sus actividades lo convocó y el cura le confesó sus delitos, pero se proclamó arrepentido y juró que no lo haría más. Por supuesto no cumplió.

Ante la gravedad de las acusaciones el cardenal Barbarin consultó al Vaticano. El prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, ex Santo Oficio y ex Santa Inquisición, cardenal Luis Ladaria Ferrer, español, le respondió que investigara las actividades de abusos sexuales pero evitando “el escándalo público”.

El tribunal francés que condenó a Barbarin pidió la extradición del cardenal Ladaria por el encubrimiento, pero el Vaticano se refugió en la inmunidad diplomática.

El caso despierta una gran expectativa por el clima de asedio que vive la Iglesia debido a uno de los más grandes escándalos de su historia, los abusos sexuales clericales a niños y menores, difundidos en numerosos países del mundo.

“Yo hice lo que me pidió Roma”, dijo el cardenal Barbarin al comenzar el proceso ante los tribunales franceses, proclamando su inocencia.

Vaticano, corresponsal

Lunes, 18 de marzo de 2019