Ajustada victoria de los socialdemócratas sobre la ultraderecha en Finlandia

Elecciones parlamentariasAjustada victoria de los socialdemócratas sobre la ultraderecha en FinlandiaFinlandia está partida al medio. En una reñidísima elección, los sociáldemócratas se imponían este domingo por estrecho margen con el 17,7% de los votos frente a la extrema derecha de los Verdaderos Finlandeses, que conseguían un histórico 17,5% de los sufragios con un 99,5% escrutado.“Hemos…

Ajustada victoria de los socialdemócratas sobre la ultraderecha en Finlandia

Elecciones parlamentarias

Ajustada victoria de los socialdemócratas sobre la ultraderecha en Finlandia

Finlandia está partida al medio. En una reñidísima elección, los sociáldemócratas se imponían este domingo por estrecho margen con el 17,7% de los votos frente a la extrema derecha de los Verdaderos Finlandeses, que conseguían un histórico 17,5% de los sufragios con un 99,5% escrutado.

“Hemos ganado las elecciones por primera vez desde 1999”, dijo el líder socialdemócrata, Antti Rinne, al conocer los resultados ante un público visiblemente emocionado, aunque su agrupación -si se confirman las tendencias- tendrá problemas para formar gobierno con un Parlamento muy fragmentado.

En definitiva, lo que asoma como dato relevante en los comicios es que una sociedad tan igualitaria como la finlandesa se cansó del ajuste aplicado por el gobierno, ante el envejecimiento de la población y la necesidad de acotar los gastos sociales. Los recortes en el Estado del bienestar dieron combustible al descontento, que muchas veces se disfrazó de xenofobia en uno de los países con menos extranjeros de toda Europa. El malestar quedó ahora a la vista con el resultado de la elección.

Según las proyecciones, los votos del Partido Socialdemócrata se traducirán en 40 del total de 200 escaños del Parlamento, mientras que el Partido de los Finlandeses controlará 38 escaños. La fragmentación parlamentaria queda en evidencia porque, de hecho, es la primera vez en la historia del país en la que ningún partido supera un 20% de apoyo popular.

Por detrás de esas dos agrupaciones se sitúa el conservador Partido de la Coalición Nacional (NCP), con un 16,9% y 38 escaños; y del Partido del Centro de Finlandia del primer ministro saliente, Juha Sipila (13,9% y 30 asientos).

Estos datos indican que serán necesarias amplias alianzas para lograr un Gobierno estable, aunque los socialdemócratas parecen dispuestos a intentarlo tras su histórica victoria. “La reforma contra el paro y de la educación serán las prioridades del gobierno que lideremos. También los impuestos”, ha afirmado su jefe, Antti Rinne, tras declararse vencedor de los comicios. Los aliados naturales serían los ecologistas y la Alianza de Izquierda.

Entre las tres formaciones de izquierda sumarían 78 de los 200 escaños, mientras que la derecha y la ultraderecha sumarían 68 asientos, lo que convertiría al ahora gobernante Partido de Centro en la llave de la gobernabilidad.

Enfrente, la ultraderecha destacaba sus buenos resultados. “Estamos abiertos a colaborar, pero no a cualquier precio”, ha señalado el líder del Partido de los Finlandeses, Jussi Halla-aho. Para Halla-aho, este resultado es “fantástico teniendo en cuenta las encuestas de hace cuatro meses”.

La situación económica ha sido determinante. El 27% de la población en Finlandia (con 5,5 millones de habitantes) es de clase baja, según un reciente estudio de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), y el 5% es rica, cuatro puntos por debajo de la media de los países más desarrollados.

La clase media está menguando desde 2010, pero aún bordea el 68%. “La austeridad del Gobierno anterior causó mucha desigualdad”, aseguró a la prensa el líder socialista. La ultraderecha ha aprovechado el sentimiento xenófobo que desde hace unos años sacude a los países nórdicos.

Dada la proximidad de las elecciones europeas, desde Bruselas están observando estos comicios con cierta tensión, dado que un buen resultado de Los Finlandeses podría alentar el bloque de partidos europeos nacionalistas enfrentados al núcleo europeísta de la Unión Europea en las urnas el próximo mes de mayo.

Lunes, 15 de abril de 2019