El Gobierno habló con Pichetto para tantear un acuerdo con el peronismo

El Gobierno comenzó a gestionar un documento de acuerdo sobre enunciados generales de rumbo país con la idea de acordarlo con el PJ para tratar de ofrecer previsibilidad política a los mercados. Lo hizo contactando en primer lugar al senador Miguel Pichetto, pero por ahora evitaron tomar contacto con Sergio Massa y Cristina Kirchner, la candidata…

El Gobierno habló con Pichetto para tantear un acuerdo con el peronismo

El Gobierno comenzó a gestionar un documento de acuerdo sobre enunciados generales de rumbo país con la idea de acordarlo con el PJ para tratar de ofrecer previsibilidad política a los mercados. Lo hizo contactando en primer lugar al senador Miguel Pichetto, pero por ahora evitaron tomar contacto con Sergio Massa y Cristina Kirchner, la candidata opositora que lidera todas las encuestas.

Tampoco contactaron al ex ministro Roberto Lavagna, que se sintió ninguneado y no lo disimuló, según confirmaron a LPO sus voceros.

Como primer paso, el ministro Rogelio Frigerio envió un borrador de 10 puntos a acordar a Pichetto, que contienen enunciados tan generales y obvios como pedir una “mayor integración al mundo” o “respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos”, que hacen recordar a aquellos veinte puntos que los gobernadores impusieron a Eduardo Duhalde cuando dudaba sobre que rumbo seguir.

Sin embargo, la filtración por ahora generó mas problemas que acuerdos. “Si hay voluntad de diálogo no se comunica de esta manera, queda como una mera operación una bomba de humo”, repetían desde el bunker de Lavagna. Mientras que en el entorno de Massa calificaron a la iniciativa como “una chantada”.

Massa le pidió a Macri que convoque a la oposición con Cristina incluida

“No puede ser que manden diez puntos por Whatsapp y digan que eso es una cuerdo político”, agregaban cerca del líder del Frente Renovador. Massa, justamente, pidió días atrás un pacto de gobernabilidad entre todos los sectores políticos para enfrentar la crisis, pero dejó en claro que esa convocatoria debe incluir a Cristina Kirchner incluida. Sin embargo, hasta ahora llamarla no está en los planes de la Casa Rosada.

En el Ministerio del Interior aclararon que el texto es sólo el inicio de una negociación y desde la feria del libro Pichetto confirmó un diálogo previo con Frigerio y confirmó sus reservas con el punto 5 del texto, que propone la “creación de empleo a través de una legislación laboral moderna”.

“Requiere una participación más amplia de los sectores del trabajo”, anticipó el rionegrino. 

El borrador propone una reforma laboral, otra previsional, la autonomía del Banco Central y el compromiso con los acreedores. Lavagna y Massa, molestos. 

El resto de los puntos del borrador también anticipa fuertes discusiones. El primero es “lograr y mantener el equilibrio fiscal” y el siguiente “sostener un Banco Central independiente, que combata la inflación hasta llevarla a valores similares al de países vecinos”, una presión para tratar el proyecto de ley enviado por Macri al Congreso y desguaza la reforma kirchnerista de 2012. 

Los enunciados siguientes son “mayor integración al mundo, promoviendo el crecimiento sostenido de nuestras exportaciones” y “respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica, elemento clave para promover la inversión”.

Luego viene la propuesta sobre la modernización del trabajo, que el Gobierno ya intentó sin éxito con una ley en 2017 pero nunca se trató por presión de los sindicatos.

El punto siguiente es “reducción de la carga impositiva, a nivel nacional, provincial y municipal y enfocado en los impuestos más distorsivos” y continúa el anuncio de una reforma previsional, uno de los anhelos de Mauricio Macri frenados por la oposición.

Lo solicita con un texto bien amplio: “Consolidación un sistema previsional sostenible y equitativo”. Continúa “la consolidación de un sistema federal, basado en reglas claras, que permitan el desarrollo de las provincias y que impidan que el gobierno nacional ejerza una discrecionalidad destinada al disciplinamiento político”.

El punto 9 propone “asegurar un sistema de estadísticas transparente, confiable y elaborado en forma profesional e independiente”. Y el último el “cumplimiento de las obligaciones con nuestros acreedores”, o sea, no declarar el default.

Copyright La Politica Online SA 2019.

Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas.