Preocupa a Musk que SpaceX no llegue a Marte antes de que muera

Gabrielle Coppola y Dana Hull Elon Musk, titular de Tesla. Foto: Photographer: Bloomberg/Bloomberg Mientras que a otros les preocupa que las economías caigan en recesión y los mercados se derrumben, la mayor preocupación de Elon Musk es que su compañía de cohetes, SpaceX, no logre cumplir su misión fundamental —llegar a Marte— antes de que…

Preocupa a Musk que SpaceX no llegue a Marte antes de que muera

Gabrielle Coppola y Dana Hull

Elon Musk, titular de Tesla. Foto: Photographer: Bloomberg/Bloomberg

Mientras que a otros les preocupa que las economías caigan en recesión y los mercados se derrumben, la mayor preocupación de Elon Musk es que su compañía de cohetes, SpaceX, no logre cumplir su misión fundamental —llegar a Marte— antes de que él muera.

Si no mejoramos el ritmo de nuestro progreso, definitivamente voy a estar muerto antes de ir a Marte”, dijo Musk el lunes en la conferencia Satellite 2020 en Washington. “Si nos ha tomado 18 años prepararnos para hacer que las primeras personas orbiten, tenemos que mejorar nuestra tasa de innovación o, según tendencias pasadas, definitivamente estaré muerto antes de llegar a Marte”.

El director ejecutivo de 48 años tanto de Tesla Inc. como de Space Exploration Technologies Corp. ha sido mucho más optimista en entrevistas pasadas sobre las probabilidades de que, como él dice, los humanos se conviertan en una especie multiplanetaria. En noviembre de 2018, comentó a Recode que SpaceX, la sociedad de capital cerrado, aspiraba llegar a Marte en 2024, e indicó a Axios que había un 70% de probabilidad de que él fuera personalmente.

Pero SpaceX, que fue fundada en 2002, ha tenido más tropiezos de lo esperado para llevar a cabo sus primeras misiones de envío de astronautas a la Estación Espacial Internacional de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA). El primer viaje de este tipo se prevé tan pronto como esta primavera, más tarde de lo que esperaba la NASA y su contratista. Boeing Co., que también está tratando de transportar astronautas para la agencia estadounidense, está incluso más atrasada.

“A menos que mejoremos drásticamente nuestra tasa de innovación, entonces no hay posibilidad de una base en la luna o una ciudad en Marte”, dijo Musk. “Esta es mi mayor preocupación”.

Musk inició su discurso el lunes unos 40 minutos después de que Tesla cerró 14% a la baja en US$608, el nivel más bajo en aproximadamente seis semanas, ya que los nuevos temores de coronavirus representaron el peor día para las acciones estadounidenses desde 2008.

El multimillonario minimizó el nivel de atención que SpaceX ante una cotización pública de cualquier acción propia en el corto plazo. Starlink, el floreciente negocio de satélites de la compañía, planea transmitir banda ancha a los consumidores que no tienen Internet, o que tienen que aguantarse un servicio más lento, a partir de este año.

En cambio, el objetivo es asegurarse de que el servicio que depende de una constelación de satélites en órbita baja funcione.

Morgan Stanley estima que le costará a SpaceX entre US$10.000 millones y US$15.000 millones completar la red Starlink. Esta y otras variables resaltan la necesidad de que la compañía obtenga capital de forma privada o pública, escribieron en un informe analistas dirigidos por Armintas Sinkevicius. CNBC informó el lunes que SpaceX está recaudando alrededor de US$500 millones de nuevos fondos en una valoración de aproximadamente US$36.000 millones.

Musk, quien comenzó su discurso unos 40 minutos tarde, dijo que llegó tarde porque había viajado desde Boca Chica, Texas, donde SpaceX ha estado trabajando en Starship, el vehículo de lanzamiento de próxima generación que planea usar para eventualmente transportar humanos a Marte. Estimó que la oportunidad de ingresos anuales relacionada con la compañía que proporciona banda ancha es de aproximadamente US$30.000 millones, cerca de 10 veces mayor que el potencial para su negocio de lanzamiento.