Producción industrial de Brasil supera las estimaciones en enero

El rendimiento industrial de Brasil aumentó más de lo previsto en enero, ya que la producción de bienes de capital se recuperó en cifras previas al brote de coronavirus que está arrastrando a la economía mundial y las cadenas de suministro. La producción se elevó 0,9% frente al mes anterior, sobre la mediana de las…

Producción industrial de Brasil supera las estimaciones en enero

El rendimiento industrial de Brasil aumentó más de lo previsto en enero, ya que la producción de bienes de capital se recuperó en cifras previas al brote de coronavirus que está arrastrando a la economía mundial y las cadenas de suministro.

La producción se elevó 0,9% frente al mes anterior, sobre la mediana de las estimaciones de los analistas encuestados por Bloomberg de un crecimiento de 0,6%. Frente a un año antes, la producción cayó 0,9%, informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Los resultados surten poco efecto para cambiar las opiniones de que la economía más grande de América Latina comenzó el año en aguas agitadas. La industria local se ha visto afectada por una combinación de bajas inversiones internas, la caída del consumo de los principales mercados de exportación, incluida Argentina, y un lento aumento de la confianza. En términos más amplios, el brote de coronavirus puede agravar las perspectivas al interrumpir las cadenas de suministro industriales y reducir la demanda mundial.

De los 26 sectores industriales que monitorea el IBGE, solo 17 se contrajeron en enero. La producción de bienes de capital, un indicador clave de la inversión, aumentó un 12,6% tras caer un 12,3% revisado en diciembre. El promedio móvil de tres meses para la producción industrial fue de -0,5%.

Los activos locales cayeron en medio de una venta internacional el lunes que envió el real a un nuevo récord bajo y llevó al banco central a decir que reforzará a la moneda con todos los instrumentos disponibles. En tanto, los economistas encuestados por el banco central redujeron sus pronósticos de crecimiento para 2020 por debajo del 2% en un golpe al compromiso del presidente Jair Bolsonaro por reafirmar la actividad.