Alberto suspende los actos de gobierno por el Coronavirus y pone en duda las marchas del 24 de marzo

Alberto Fernández comenzó a suspender los actos de gobierno por la pandemia de coronavirus y puso en duda las marchas por el Día de la Memoria, tras la suspensión de los eventos masivos en la Ciudad de Buenos Aires.El presidente tenía en agenda un acto este jueves en el Museo del Bicentenario junto al ministro de…

Alberto suspende los actos de gobierno por el Coronavirus y pone en duda las marchas del 24 de marzo

Alberto Fernández comenzó a suspender los actos de gobierno por la pandemia de coronavirus y puso en duda las marchas por el Día de la Memoria, tras la suspensión de los eventos masivos en la Ciudad de Buenos Aires.

El presidente tenía en agenda un acto este jueves en el Museo del Bicentenario junto al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y unos 300 intendentes de todo el país para la firma de un convenio. Pero el evento fue pospuesto sin nueva fecha.

En la Casa Rosada confirmaron a LPO que todos los actos de gobierno están suspendidos, en línea con las recomendaciones de evitar los eventos masivos.

El Gobierno restringe el ingreso de extranjeros y Larreta suspende los eventos masivos

En este contexto, Alberto puso en duda la realización de las tradicionales marchas del 24 de marzo, en un nuevo aniversario del inicio de la última dictadura militar.

“Ayer nos preguntábamos qué hacer con las movilizaciones del 24 de marzo, que son muy difíciles de contener porque la gente quiere salir y expresarse. Yo comparto la necesidad de mantener viva la memoria, pero estamos en riesgo, estamos en riesgo”, dijo en una entrevista a Radio Mitre.

Aunque evitó ser terminante para no herir susceptibilidades –como le sucedió recientemente– el Presidente habló de “tratar de evitar toda acumulación de gente” y apoyó la línea del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de prohibir todos los eventos masivos. “Lo que está haciendo Larreta es lo correcto”, señaló.

El debate sobre las marchas del 24 de marzo tiene un antecedente muy claro en España, donde este jueves se supo que la ministra Irene Montero, esposa del líder de Podemos y vicepresidente Pablo Iglesias, dio positivo de coronavirus tras haber participado de la movilización del 8M en Madrid.

Esa manifestación pudo ser un foco de contagio y ha sido tremendamente cuestionada por el riesgo que suponía y su no suspensión por parte del Gobierno. Ahora, todo el Poder Ejecutivo español (y hasta los Reyes) se encuentra realizándose los test y las actividades oficiales se redujeron al mínimo.

Copyright La Politica Online SA 2020.

Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas.