Caída del petróleo podría sacudir mercado del azúcar hasta 2022

Fabiana Batista Fotogalería Price tumble on expectations for more output Foto: No importa cuán breve sea el colapso actual en el mercado petrolero, los operadores de azúcar ya están advirtiendo que la volatilidad de esta semana podría afectar el mercado del endulzante durante los próximos dos años. Esto se debe a que los procesadores en…

Caída del petróleo podría sacudir mercado del azúcar hasta 2022

Fabiana Batista




Fotogalería


Price tumble on expectations for more output Foto:

No importa cuán breve sea el colapso actual en el mercado petrolero, los operadores de azúcar ya están advirtiendo que la volatilidad de esta semana podría afectar el mercado del endulzante durante los próximos dos años.

Esto se debe a que los procesadores en Brasil, el principal proveedor mundial de azúcar, se apresuran a fijar los precios para las próximas dos temporadas. La volatilidad del mercado de divisas provocó el frenesí de cobertura a principios de año que se está acelerando por el colapso energético.

Los molineros de caña en el país convierten el cultivo en edulcorante o etanol, según la visión de ganancias. La caída en el petróleo hace que los biocombustibles sean menos atractivos y aumenta las perspectivas para la producción de azúcar.

Tomemos el caso del molinero Usina Lins. Debido a que actualmente el azúcar es más rentable, el procesador planea usar alrededor del 40% de sus suministros de caña para elaborar el edulcorante, dijo el presidente ejecutivo, Lourenço Biagi, en una conferencia de la industria en Ribeirão Preto, São Paulo. Representa un aumento cercano al 32% durante las temporadas en que el etanol es más atractivo.

La reciente volatilidad del mercado y las medidas favorables a la moneda impulsaron a la compañía a fijar los precios de todo el azúcar que producirá en la temporada 2020-2021 que comienza en abril. Además, la cobertura ya está completa para aproximadamente el 50% de la producción 2021-2022, dijo.

Este es un cambio repentino para los molineros de Brasil, que se habían alejado de la producción de azúcar en los últimos años. La mayoría de los conductores en la nación tienen autos de combustible flexible que pueden funcionar con gasolina o etanol, y los mayores costos de los combustibles fósiles han generado una demanda récord de biocombustibles. Dicho límite en la producción azucarera sudamericana, combinado con problemas climáticos para la cosecha de caña de Tailandia, llevó a la mayoría de los analistas a pronosticar un déficit de azúcar en la próxima temporada. Ahora que los procesadores brasileños están menos interesados en el etanol, la restricción del suministro de azúcar probablemente comenzará a disminuir.

Los futuros del azúcar en Nueva York han caído aproximadamente un 19% desde su punto máximo de 2020, al borde de un mercado bajista. La perspectiva de una mayor producción brasileña podría sobrepasar dicho límite.

El hundimiento del real brasileño ha contrarrestado algunos de los movimientos en el mercado de futuros para los productores locales, y las fábricas de la nación aún pueden cubrir el azúcar a niveles rentables, dijo el miércoles Plinio Nastari, presidente de la consultora Datagro, en una entrevista en la conferencia de Ribeirão Preto, organizada por su firma.

Esto implica que los molineros en promedio ya han cubierto cerca del 30% de sus exportaciones esperadas para la temporada 2021-2022, un nivel muy inusual con tanta anticipación, dijo Nastari.

“Incluso con la reciente caída del azúcar en Nueva York, el tipo de cambio en Brasil aún respalda la fijación de precios en reales a buenos niveles. Podemos ver a Brasil produciendo más azúcar para las próximas dos temporadas de cosecha”, dijo Jeremy Austin, director de Sucden en Brasil, dijo en una entrevista.

La casa comercial espera que la producción azucarera de la región centro-sur de Brasil subirá 24% a 33 millones de toneladas en 2020-2021, dijo.

Si los precios del petróleo finalmente se recuperan y el etanol se vuelve más atractivo nuevamente, los molineros pueden deshacerse de algunas de las posiciones que han tomado en el azúcar, dijo Gabriel Feres Junqueira, director del procesador de caña Bioenergética Aroeira.

Pero por ahora, los molinos están apostando por el azúcar. Junqueira dijo que su compañía está totalmente cubierta para la próxima temporada y ha bloqueado los precios en un 70% del volumen esperado para 2021-2022.

“Realmente es un gran volumen protegido para entregar de aquí a dos años más”, dijo.