Coronavirus | El lamento de otra médica amenazada por sus vecinos: “Te aplauden y después te encontrás con estos carteles”

Elizabeth Melania Alfaro es una oncóloga que trabaja en el Hospital Garrahan y nunca intuyó que se convertiría en otra de las médicas amenazadas por sus vecinos con el pretexto de que puede representar un riesgo por el coronavirus.El viernes pasado sus vecinos del departamento en el que vive, en Villa Ortúzar, pegaron un cartel…

Coronavirus | El lamento de otra médica amenazada por sus vecinos: “Te aplauden y después te encontrás con estos carteles”

Elizabeth Melania Alfaro es una oncóloga que trabaja en el Hospital Garrahan y nunca intuyó que se convertiría en otra de las médicas amenazadas por sus vecinos con el pretexto de que puede representar un riesgo por el coronavirus.

El viernes pasado sus vecinos del departamento en el que vive, en Villa Ortúzar, pegaron un cartel para que no use el ascensor, con la amenaza de recurrir a la Justicia en caso de que lo haga. La médica repudió el mensaje y habló de las contradicciones de algunas personas. “Te aplauden todas las noches y después te encontrás con estos carteles. No podemos pasar de los aplausos a hostigar gente profesional de la salud en general”, se quejó.

La nota, anónima, dice: “A los médicos del edificio: le solicitamos no usar los ascensores ni circular por el mismo. Acá viven muchos adultos mayores, población de riesgo. Tomen las medidas para no tener que caer en la Justicia. ¡Nos tienen que cuidar y ser responsables, piensen en el otro! Cada uno sabe lo que tiene que hacer sobre el coronavirus”.

En su cuenta de Facebook relató la angustiante e injusta situación que sufre. “Este papel estaba pegado en mi edificio, lo vi cuando me iba a trabajar al Garrahan. Aclaro que además de saber lo que tenemos que hacer para circular en el edificio tengo en mi casa a mi madre de 84 años, a quien cuido con todo mi esfuerzo”, explicó.

Dijo que siente “vergüenza ajena y pena” de sus vecinos y aclaró que la nota no la colocó la administración. Indicó que el reclamo incluye a su familia, integrada por su esposo y su hija (ambos médicos) y también a otra propietaria que también es profesional de la salud. Explicó que se comunicó con su abogada ante la advertencia de que los otros propietarios podrían “ir a la Justicia”.

Habló de la contradicción de algunas personas, que todas las noches salen al balcón para aplaudir y destacar el trabajo de los médicos pero que después tienen este tipo de actitudes repudiables. “Parecemos bipolares: te aplauden y después te encontrás con estos carteles. La sensación que te da es de mucho dolor. Somos muchos los que le estamos poniendo el hombro, pero esta situaciones sacan las miserias más profundas”, lamentó.

La médica les respondió a sus vecinos el mismo cartel en el que la intimidaron (Foto: Facebook Elizabeth Melania Alfaro).

Además de exponer la situación en su cuenta de Facebook hizo catarsis en la misma nota del edificio. “Ojalá nunca nos necesiten o recurran a un curandero. Gracias por ser tan buenos seres humanos. Los médicos del edificio sabemos muy bien lo que tenemos que hacer. Es muy agradable saber que uno vive en un consorcio tan solidario”, respondió con ironía, en nombre de todos los afectados por el mensaje.

Dijo que ella, su familia y su colega están indignados por la situación. “El viernes cuando me iba a trabajar encontré pegado ese papel en el ascensor de mi edificio. La estructura es pequeña, ya que somos ocho propietarios que nos conocemos todos. Hace 17 años que vivimos acá”, dijo en diálogo con radio Delta.

Aseguró que siempre mantuvo una relación “muy cordial” con sus vecinos y que nunca tuvo un problema con ellos. Cree que lo que pasó sucede por el miedo que genera el COVID-19, pero también por la ignorancia.

Criticó que “es mucho más fácil pegar un cartelito, que fue anónimo, que llamar por teléfono y preguntar”. Aseguró que al igual que los pacientes los médicos también tienen miedo, ya que están muy expuestos a contagiarse del virus.

Consideró que la pandemia “saca lo peor de algunas personas, lamentablemente, como en todas las crisis”. Aclaró que igualmente tuvieron el apoyo de mucha gente como el encargado del edificio, que se solidarizó con ellos por la lamentable situación por la que atraviesan. “No nos salvamos de a uno, esto es colectivo”, explicó.

El antecedente en Belgrano

Uno de los primeros casos fue a principios de mes en un edificio de Belgrano, donde el consorcio intimidó a una médica a que evitara circular en las partes comunes, tocar picaportes y barandas de la escalera de manera preventiva, al alegar potencial contagio de coronavirus.

Al día siguiente de que se mudara a un departamento de la calle Amenábar sus vecinos le pasaron por debajo de la puerta una carta en la que le advirtieron que tomarían medidas legales si llegaba a poner en riesgo la salud de alguno de ellos.

Cuáles son los síntomas del coronavirus y cómo se previene (Infografía: TN.com.ar).