Coronavirus en la Argentina: Es director de la Cruz Roja y denunció que en su edificio lo escracharon

Mientras un gran porcentaje de vecinos aplaude todas las noches a los profesionales de la salud, que dan batalla contra el coronavirus, hay otros que continúan con los escraches por temor a que sean los causantes del ingreso del virus al edificio y de que el contagio se vuelva masivo.El jueves por la noche, la…

Coronavirus en la Argentina: Es director de la Cruz Roja y denunció que en su edificio lo escracharon

Mientras un gran porcentaje de vecinos aplaude todas las noches a los profesionales de la salud, que dan batalla contra el coronavirus, hay otros que continúan con los escraches por temor a que sean los causantes del ingreso del virus al edificio y de que el contagio se vuelva masivo.

El jueves por la noche, la nueva víctima fue Rodrigo Cuba, director de Emergencias de la Cruz Roja. Al llegar a su edificio de Balvanera, se encontró con un cartel que lo invitaba a retirarse del lugar.

“Estimado vecino Rodrigo, del 7 B: es hora que empieces a cuidar a tus vecinos. Sabemos de tu trabajo en Cruz Roja, pero hoy nos toca cuidarnos! Por favor, no vuelvas a casa. El Estado tiene refugios para el personal de la salud. No vuelvas más!!!!!!”, decía el cartel que fue pegado en el espejo del ascensor.

Rodrigo Cuba se encontró con el cartel al regresar a su casa, el jueves por la noche. (Foto: captura de video)

“Mientras iba subiendo a mi departamento leo Rodrigo y pensé que podía ser otro pero cuando sigo leyendo y veo Cruz Roja me di cuenta que era para mí”, relató el joven en el aire de TN.

Consultado sobre la tarea que desempeña día a día ante la crítica situación sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus, Rodrigo explicó: “Como parte de la Cruz Roja Argentina estamos llevando una operación muy grande. Cuba está a cargo del Centro de Monitoreo y Teleasistencia Domiciliaria para apoyar a quienes están infectados o aislados por ser grupo de riesgo. Cada vez que vuelve a su domicilio, el joven respeta el protocolo de cuidados para eliminar toda posibilidad de contagio.

El hombre vinculó al escrache con la falta de información: “La desinformación genera estigma y este es un caso”. A pesar del mal momento, el profesional reconoció el buen trato del resto de los vecinos y dijo que prefiere quedarse con esa imagen. “Muchos otros vecinos me escribieron, incluso bajaron al departamento a decirme que me quedara tranquilo, y que podía volver a casa”. “Este momento nos tiene que servir para estar más juntos”, concluyó.

No es la primera vez que se da un episodio como este ante los profesionales de la salud. En los últimos días, se viralizaron escraches en distintos puntos del país, y todos tienen la misma particularidad: son mensajes anónimos y lo único que se hace visible es el nombre del médico en cuestión.