En tres días de Semana Santa se entregaron $11.750 millones en créditos al 24%

Desde la Asociación de Bancos de la Argentina (ADEBA) explicaron que el proceso de asistencia a MiPymes con créditos del 24% TNA para capital de trabajo y pago de sueldos, se aceleró durante los tres días hábiles de Semana Santa, en el marco de la línea impulsada por el Banco Central de la República Argentina…

En tres días de Semana Santa se entregaron $11.750 millones en créditos al 24%

Desde la Asociación de Bancos de la Argentina (ADEBA) explicaron que el proceso de asistencia a MiPymes con créditos del 24% TNA para capital de trabajo y pago de sueldos, se aceleró durante los tres días hábiles de Semana Santa, en el marco de la línea impulsada por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) a través de la Comunicación A 6943.

La Asociación indicó que de acuerdo a un muestreo realizado con bancos miembros de la entidad, “durante los 3 días hábiles de la semana pasada, los bancos de capital nacional, otorgaron más de $11.000 millones. Sumado a lo otorgado previamente, los bancos de ADEBA están desembolsando $21.750 millones de pesos y superando las 10.000 MiPymes atendidas en el marco del programa impulsado por el BCRA”, indicaron.

Las entidades que participaron de la encuesta representan el 80% de los créditos otorgados por banca privada nacional.

El Gobierno prepara $30 mil millones para pymes que busquen pagar salarios

“Los bancos de ADEBA están desembolsando $21.700 millones y superando las 10.000 MiPymes asistidas”, dijeron desde la entidad.

Estos datos de la última semana de operación, se suman al récord de préstamos otorgados al sector privado hasta el primero de abril, récord en variación nominal y porcentual. Adeba indica en su comunicado que “el sistema bancario en su conjunto otorgó créditos por un total de $148.000 millones en los 10 días hábiles que hubo entre el 13 de marzo al 1 de abril”

Según datos del BCRA, el stock de préstamos en pesos al sector privado superó los $ 1.900.000 millones al 1 de abril de 2020. Estos créditos se dirigieron en partes casi iguales a satisfacer la demanda crediticia de empresas (pago de sueldos, capital de trabajo, acuerdos en cuenta corriente) y financiación al consumo, entre otras necesidades de las personas físicas.