Coronavirus en la Argentina | Se negó a declarar el joven que contagió a 20 personas en una fiesta de Moreno

Eric Torales, el joven de 24 años que regresó de los Estados Unidos y contagió a 20 personas en la fiesta de 15 de su prima tras violar la cuarentena, se negó a declarar este martes ante el fiscal Santiago Marquevich, que instruye el caso.A través de una videollamada, el joven dijo que una vez…

Coronavirus en la Argentina | Se negó a declarar el joven que contagió a 20 personas en una fiesta de Moreno

Eric Torales, el joven de 24 años que regresó de los Estados Unidos y contagió a 20 personas en la fiesta de 15 de su prima tras violar la cuarentena, se negó a declarar este martes ante el fiscal Santiago Marquevich, que instruye el caso.

A través de una videollamada, el joven dijo que una vez que culmine la cuarentena total declarará de forma presencial y presentó un escrito a través de su abogado.

Torales está acusado por los delitos de propagación de una enfermedad, violar el decreto presidencial de la cuarentena (que impedía circular a los que habían llegado de países infectados) y homicidio culposo por la muerte de su abuelo, al que contagió en la celebración de cumpleaños de su prima.

Tras negarse a declarar, ahora el juez Néstor Barral tiene 10 días para resolver su situación procesal, es decir, si lo procesa por los delitos que se le imputan o si dicta la falta de mérito.

La intimidad de la fiesta de 15. Créditos: Facebook.

Si el magistrado decide hacer lugar a las imputaciones del fiscal, la defensa de Torales puede apelar y llevar el caso a la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín.

Para la fiscalía, hay sobrados elementos que demuestran que Torales era consciente del peligro que conllevaba el haber aterrizado en la Argentina proveniente de los Estados Unidos: desde la declaración jurada que firmó en Ezeiza, hasta el hecho de que él mismo utilizaba barbijo.

Además, dos personas que declararon por correo electrónico en la causa dijeron que durante la fiesta no saludaba porque había estado de viaje y otra señaló que “lo vio toser” durante la celebración.

El abuelo del joven, que tenía 71 años, había presentado síntomas compatibles con Covid-19 el 22 de marzo y el 25 se confirmó que tenía la enfermedad. Padecía antecedentes de diabetes e hipertensión y durante su internación sufrió insuficiencia respiratoria.

Por no respetar la cuarentena y contagiar a 20 personas, entre estas otros familiares, la propia cumpleañera, y empleados del salón de fiestas, el municipio de Moreno lo denunció: está imputado y con prisión domiciliaria.

El delito de propagación de una enfermedad peligrosa y contagiosa, que contempla una pena de entre 3 y 15 años de cárcel. Pero su situación judicial podría recrudecer si el Juez lo procesa, además, por homicidio culposo.