Inversionista en bonos le apuesta a estos atractivos emergentes

La venta de pánico ha terminado. Ahora es el momento de ser selectivos, recogiendo deuda de mercados emergentes de los países con mayor solidez fiscal, según Aviva Investors Global Services, que ha superado a 96% de los pares en el último mes. Los bonos más atractivos son de países donde formuladores de política tienen margen…

Inversionista en bonos le apuesta a estos atractivos emergentes

La venta de pánico ha terminado. Ahora es el momento de ser selectivos, recogiendo deuda de mercados emergentes de los países con mayor solidez fiscal, según Aviva Investors Global Services, que ha superado a 96% de los pares en el último mes.

Los bonos más atractivos son de países donde formuladores de política tienen margen de estímulo, respaldados por niveles saludables de deuda y reservas extranjeras, dijo en una entrevista Liam Spillane, director de deuda de mercados emergentes en Londres. La deuda local de Perú, Rusia e Indonesia es atractiva, dijo.

“Hay algunas partes del universo que están mejor posicionadas para soportar los desafíos”, dijo Spillane, quien ayuda a supervisar US$13.000 millones en deuda de países en desarrollo. “Ahora comenzamos a ser capaces de tomar posiciones que se podrían materializar en tres, seis, doce meses”.

El mercado está en la segunda de tres fases, dijo. Las ventas de pánico y la escasez de liquidez han terminado, dando paso a una oportunidad de diferenciar entre ganadores y perdedores. La tercera fase, que aún está lejos según Spillane, será una recuperación amplia una vez que la crisis de salud y los datos económicos muestren señales más claras de mejora.

Los bonos en moneda fuerte de Ucrania, Costa de Marfil y Kenia también figuran entre sus favoritos debido al apoyo del Fondo Monetario Internacional.

No obstante, existe el riesgo de que a medida que los bancos centrales del mundo en desarrollo reduzcan las tasas de interés, sus monedas se debilitarán y pesarán en el mercado de deuda local. Hasta que haya más claridad, Spillane comentó que es cauteloso sobre dónde invierte.

Países como Sudáfrica y Turquía tienen poco espacio para medidas de estímulo y menos en reservas extranjeras, lo que dificulta una mejor respuesta a la crisis, dijo.