Comedias argentinas en blanco y negro, para ver en casa

Había una vez un cine nacional que trató de imitar el modelo hollywoodense incluso en su infraestructura de grandes estudios y con ese marco también se produjeron filmes de distintos géneros, con más énfasis en la evasión tras el inicio de la Segunda Guerra Mundial, es decir en la comedia. La influencia del entretenimiento estadounidense…

Había una vez un cine nacional que trató de imitar el modelo hollywoodense incluso en su infraestructura de grandes estudios y con ese marco también se produjeron filmes de distintos géneros, con más énfasis en la evasión tras el inicio de la Segunda Guerra Mundial, es decir en la comedia.

La influencia del entretenimiento estadounidense fue mucho más grande que la del europeo, porque precisamente era a ese cine con el que había que competir, todo un desafío, no obstante el talento de guionistas y cineastas, al igual que técnicos y obviamente elencos muy sólidos surgidos del teatro, incluido el de revista, o la radiofonía, dejaron su sello inconfundible en obras que abarcaron las décadas del 40 y 50.

En esos tiempos tuvieron relevancia nombres como los de Luis César Amadori, Carlos Schlieper, Luis Saslavsky, Luis Bayón Herrera, Augusto César Vatteone, Enrique Cahen Salaberry y también el de Daniel Tinayre, entre otros.

Con la llegada de la Generación del 60, ese formato de comedias quedó en el pasado. Las nuevas entregas empezaron a ser menos decoradas y/o vestidas con elegancia, al tiempo que se imponía una temática más audaz en cuanto en se imponía una temática más audaz en encrucijadas referidas al sexo.

Ese asomar las narices a un mundo todavía no abordado habría de sufrir un golpe de furca al promediar la década del 60, cuando la censura pondría fin a cualquier intento de exponer -temática y visualmente, en forma implícita o explícita- situaciones consideradas inmorales.

Ya en la del 70, la incorporación de humoristas surgidos de la televisión generó un nuevo tipo de productos, mas atravesados por el humor revisteril, más burdos y cómicos, en los que aparecieron en fila el inocente Carlitos Balá, un par de veces Tato Bores, y con subrayada picardía y singular machismo, Jorge Porcel Alberto Olmedo, Juan Carlos Calabró y un grupo de comediantes que siempre zumbaban en su entorno, junto a un coro de vedettes y modelos curvilíneas, pero esa ya es otra historia, en colores.

1. “NACE UN AMOR” (1938)

Luis Saslavsky fue el responsable, tanto en la dirección como en el guión escrito en colaboración con Alfredo Volpi y Carlos Aden, de esta comedia acerca de un grupo de actores profesionales que se ven forzados a bajar de cartel una obra recién estrenada a consecuencia de la opinión de un crítico de teatro, del que se vengarán disfrazándose de inquilinos pobres que son contratados por el mismo cronista para interpretar su obra. Se suman al talento del cineasta, los de figuras como José Gola, Laura Hernández, Roberto Fugazot y María Santos. Una mejor copia permitiría ver el maravilloso blanco y negro de Pablo Tabernero y la escenografía de Ernesto Arancibia (YouTube).

2 “HAY QUE EDUCAR A NINÍ” (1941)

Fue uno de los varios gloriosos encuentros de dos grandes del cine argentino, el director Luis César Amadori y la insuperable comediante que fue Niní Marshall, respaldados por el sello Argentina Sono Film. Marshall interpreta a una extra de cine que en su intento de enjuiciar a los estudios Cachimayo Films termina siendo contratada por sus probables abogados para hacerle creer a uno de sus clientes que ells es una hija suya con una bataclana, y darle un importante dinero para mantener ocultas las pruebas del desliz a su esposa, el principio de una historia llena de enredos. Junto a la desopilante interpretación de Marshall sobresalen las de Francisco Álvarez, Nury Montse, Pablo Palitos y la participación de las hermanas Mirtha y Silvia Legrand (YouTube).

3. “MAÑANA ME SUICIDO” (1942)

Para salvar la ira del auspiciante de un programa radial frente a la contratacion de una cantante lírica como figura artística principal, el encargado del tema convierte a un suicida rescatado del río en un enamorado atormentado de esa mujer, vínculo que, periodismo del corazón mediante, la convertirá en exitosa. El argumento pertenece al director Carlos Schlieper quién lo escribió con la colaboración de Raúl Gonzalez Tuñon, una trama a medida de Amanda Ledesma, Alberto Vila y Osvaldo Miranda con momentos que son realmente desopilantes (YouTube).

4. “ECLIPSE DE SOL” (1942)

La pieza teatral en que se basa La escribió Enrique García Belloso, la adaptación es de Homero Manzi y la dirección de Luis Saslavsky para Argentina Sono Film, y cuenta la historia de un joven estanciero que se casa en secreto con una actriz a quien deja para volver al campo y como aquella tratará de darle una lección haciéndose pasar por mucama, personajes para los que fueron elegidos estrellas como Libertad Lamarque, George Rigaud, Angelina Pagano, Pedro Quartucci, Alita Román, Benita Puértolas, Inés Murray y Lalo Malcolm (YouTube).

5. “LA DANZA DE LA FORTUNA” (1944)

Luis Bayón Herrera, según un guión propio, cuenta la historia del criado de una millonaria en agonía que recibe la noticia que su patrona quiere contraer matrimonio según “artículo mortis” porque está enamorada de él, y En consecuencia podría dejarle su herencia. Él aprovecha la situación y empieza a gastarla a cuenta en parrandas, hasta que una sorpresa los lleva a vivir, ya en la ruina, a una vieja casona también de su propiedad. Después de una catarata de bromas, el episodio de la mansión se anticipó tres décadas a la trama “Hogar dulce hogar”, con Tom Hanks. Los protagonistas son Luis Sandrini y Olinda Bozán, junto a Héctor Quintanilla y Lolita Torres que canta dos canciones. Las situaciones son totalmente disparatadas y la diversión está garantizada (YouTube).

6. ““CUIDADO CON LAS IMITACIONES” (1948)

Luis Bayón Herrera dirigió esta comedia desopilante con La Cabalata del Buen Humor, los integrantes de un grupo humorístico radial caracterizado por sus excelentes imitaciones y comandado por Tito Martínez del Box. Allí si los ve al Pato Carret con la voz del Pato Donald, a Jorge Luz travestido como una cantante española y a Guillermo Rico imitando a todos los ídolos del tango del momento, así como también a un misterioso personaje que atraviesa las cámaras por delante con insistencia llevando una valija, sketch que al mejor estilo de los hermanos Marx, se resuelve segundos antes de terminar la drama con aroma a serie negra. Una joyita (YouTube).

7. “AL MARIDO HAY QUE SEGUIRLO” (1948)

La dirigió Augusto César Vatteone, según el guión de César Tiempo, a partir de la comedia de Arnaldo Malfatti y Tito Insausti, con Pedrito Quartucci, la actriz y cantante colombiana estrella del cine mexicano Mapy Cortés (su papel había sido interpretado en el teatro por Paulina Singerman), junto a Francisco Álvarez y Alberto Terronés. Es la divertida historia de un médico que se separa, huye a trabajar en una estancia pero, no importará la lejanía, su esposa lo perseguirá hasta dejarlo sin aire (YouTube).

8. “AVIVATO” (1949)

El creador del personaje y la tira diaria fue el dibujante Lino Palacio, y el éxito alcanzado por su publicación desde 1946 en el diario vespertino La Razón entusiasmó al cine nacional que encargó a Enrique Cahen Salaberry la dirección de una película con sus aventuras. Se trata, como expone el título, de la historia de un avivado porteño interpretado por el insuperable Pepe Iglesias “El Zorro”, según el guión de Ariel Cortazzo, en esta historia acompañado por Benita Puértolas, Lilian Valmar, Alberto Terronés y Tono Andreu, dispuesto a entrar a cualquier lugar sin invitación, menos todavía a pagar una entrada pero que, finalmente, cae enamorado (YouTube).

9. “DON FULGENCIO” (1950)

Enrique Cahen Salaberry insistió por segunda vez con un personaje de una tira cómica de Lino Palacio, creada en 1938, en este caso “el hombre que no tuvo infancia” (es el subtítulo) que tuvo como figura principal a Enrique Serrano, acompañado por otros de los personajes de la historieta publicada inicialmente en el diario La Prensa, como Radragaz o Fernéndez, qué hablaban con palabras sólo con las vocales a y e respectivamente. Las situaciones divertidas que vive el personaje disfrutando las mismas travesuras que los chicos no tiene desperdicio (YouTube).

10. “LA CIGARRA NO ES UN BICHO” (1963)

El talentoso cineasta franco-argentino Daniel Tinayre reunió un elenco muy sólido para contar por primera vez una historia que transcurre dentro de un hotel alojamiento que tan de moda se pusieron en la década del 60. No es un hotel común: es una gran casona con un patio central y puertas anchas como las de los viejos estacionamientos.

En ese lugar escondido seis parejas quedan encerradas tras descubrir que el hombre que acompañaba a una prostituta, interpretada por Amelia Bence, se desvanece y es diagnosticado de peste bubónica. Todos quedan allí atrapados en una cuarentena y las situaciones son por cierto, singulares.

Narciso Ibáñez Menta con Malvina Pastorino , Enrique Serrano con Teresa Blasco, Luis Sandrini con la española María Antinea, Pepe Cibrían con Diana Ingro, Guillermo Bredeston con Elsa Daniel y Ángel Magaña con Mirtha Legrand, además de Myriam de Urquijo y Julio de Grazia (YouTube).

Es imposible omitir a una figura trascendente como la de Pepe Arias, que fue protagonista de títulos como “El profesor cero”, “Flecha de oro”, “Napoleón” o “La guerra la gano yo”, entre las dos docenas de las que participó, la mayoría en YouTube, que conforman y merecen un capítulo aparte, muy especial de la historia de nuestro cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *