Presentan un amparo para que el Gobierno no difiera la aplicación de las segundas dosis

La estrategia del gobierno nacional de diferir la aplicación de las segundas dosis de las vacunas contra el coronavirus está otra vez en el ojo de la tormenta. En la comunidad científica hay dudas sobre la conveniencia de diferir especialmente la segunda aplicación de la Sinopharm y en las próximas horas se presentará un amparo…

presentan-un-amparo-para-que-el-gobierno-no-difiera-la-aplicacion-de-las-segundas-dosis

La estrategia del gobierno nacional de diferir la aplicación de las segundas dosis de las vacunas contra el coronavirus está otra vez en el ojo de la tormenta. En la comunidad científica hay dudas sobre la conveniencia de diferir especialmente la segunda aplicación de la Sinopharm y en las próximas horas se presentará un amparo contra esa estrategia.

Así lo adelantó el Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, quien pedirá a la justicia que le ordene al Gobierno que vuelva al esquema original de un intervalo de entre tres y cuatro semanas para las vacunas. Semanas atrás Carla Vizzotti y los ministros de todas las provincias acordaron diferir la segunda dosis a por lo menos tres meses.

“Nosotros planteamos las dudas sobre esta decisión de discontinuar o retrasar la aplicación de las segundas dosis. Esto contradice el protocolo de las propias vacunas”, explicó Semino. “Es inadmisible que el Gobierno haya decidido, sin ningún tipo de argumento científico, postergar más allá de los 90 días la aplicación de la segunda dosis de las vacunas Sputnik y Sinopharm”, agregó.

“Esto que se está haciendo es un disparate. No se puede dividir la vacuna, hay que multiplicarla y salir a buscar las vacunas que faltan”, dijo el Defensor de la Tercera Edad a radio Mitre Mendoza. “Si discontinuamos las dosis, en vez de tener a una persona inmunizada tenemos a 2 contagiados porque no se cumplió el protocolo que tienen las propia vacunas”, completó.

Eugenia Semino

La presentación judicial se da en momentos en que la estrategia de diferir la segunda dosis vuelve a estar cuestionada, especialmente en lo relativo a la Sinopharm. Las vacunas chinas están en un momento de desconfianza tras la admisión de un alto funcionario de ese país de que no otorgan una protección muy alta y de que buscan alternativas para fortalecer la inmunización.

La vacuna de Sinopharm que se usa en Argentina tiene una eficacia del 79 por ciento cuando se aplican las dos dosis, aunque todavía no se conoce el dato de cuando se aplica una sola dosis. El fabricante en principio no recomienda diferir ese intervalo a más de cuatro semanas, pero el gobierno adoptó la estrategia para acelerar la campaña de vacunación.

En la comunidad científica hay diferentes posturas sobre el intervalo de la Sinopharm. Un sector de los especialistas, como el infectólogo Eduardo López (integrante del comité asesor del gobierno), recomiendan no diferir las dosis de esta vacuna más de cuatro semanas porque no hay ningún dato científico sobre la protección que otorga una sola vacuna.

En cambio, otro grupo en el que se encuentra Pedro Cahn, sostiene que en medio de una emergencia de dimensiones inéditas lo mejor es inocular a la mayor cantidad de gente posible, aun cuando no haya información detallada. “Cualquier nivel de protección es mejor que ningún nivel de protección”, dijo Cahn.

Con una dosis, la vacuna que aplican Chile y Uruguay sólo previene un 3% de los contagios

Las dudas sobre Sinopharm están muy alimentadas por un informe de la Universidad de Chile sobre otra vacuna china, la Sinovac. El informe determinó que con una sola dosis de esa vacuna la eficacia en la prevención de contagios es de sólo un 3 por ciento. Con las dos dosis, la eficacia es del 50,4 por ciento. En contraposición, los datos de Chile muestran una mejora en niveles de hospitalización y muertes en los mayores de 70 años tras la primera etapa de la vacunación.

El caso de la Sputnik es distinto ya que requiere componentes distintos. Aunque la idea del gobierno también es diferirla, en este caso las demoras tienen más que ver con los problemas que tiene Rusia para producir la dosis dos. De todos modos, la idea es centrar el esfuerzo de aplicación en la dosis uno.

La situación también es distinta porque la Sputnik ha mostrado una eficacia del 87 por ciento con una dosis, a diferencia de la Sinopharm. De todos modos, el fabricante de la vacuna rusa tampoco recomienda ampliar el intervalo a más de dos meses ante el riesgo de que disminuya la protección.

También es distinto el caso de la vacuna de AstraZeneca. Esta vacuna tiene una particularidad única, cuando más se demora la aplicación de la segunda dosis más crece la inmunidad. Los últimos estudios ya hablan de una inmunización que ronda el 80% luego de tres meses de aplicada. En Gran Bretaña la estrategia de una dosis ha dado muy buenos resultados.

Copyright La Politica Online SA 2021.

Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas.