Habló Antonella Delmonte, la modelo que se vacunó en Merlo: “Fui víctima de una persecución”

Tras el escándalo mediático, se defendió y retrucó: “Las pruebas se las voy a presentar a la Justicia en la medida que me sean solicitadas”.Fecha de publicación: 16 de Abril 2021, 21:15hsAntonella Delmonte tiene 24 años y recibió la primera dosis de la Sputnik V. (Foto: Antonella Belén Delmonte/Instagram)En un contexto alarmante por el faltante…

hablo-antonella-delmonte,-la-modelo-que-se-vacuno-en-merlo:-“fui-victima-de-una-persecucion”

Tras el escándalo mediático, se defendió y retrucó: “Las pruebas se las voy a presentar a la Justicia en la medida que me sean solicitadas”.

Antonella Delmonte tiene 24 años y recibió la primera dosis de la Sputnik V. (Foto: Antonella Belén Delmonte/Instagram)

En un contexto alarmante por el faltante de vacunas, la inmunización de la modelo Antonella Belén Delmonte generó indignación. Sin embargo, la joven de 24 años hizo un extenso descargo en sus redes donde tras asegurar que fue víctima de una persecución mediática, remarcó que solo responderá ante la Justicia y no a la opinión pública.

// Érica Rivas, sobre su salida de “Casados con hijos”: “Me echaron y me trataron de feminazi”

Luego de que este jueves la Justicia la imputara por falsedad ideológica y que el fiscal de Morón, Alberto Ferrario, la notificara de la apertura de la causa en su contra, la modelo publicó un extenso descargo en su perfil de Instagram.

“En los últimos días he sido víctima de una persecución en la que lo menos grave que se me dijo fue que había cometido un ilícito. Fueron muchas personas que, por imprudencia, utilizaron fotos mías para dañar mi imagen e inventar una historia que no es cierta”, comenzó.

En redes escribió un contundente descargo. (Foto: Instagram delmonteanto)

Luego se metió de lleno en la polémica: “Se me acusa de haber salteado la fila para obtener una vacuna contra el COVID-19, con todo tipo de comentarios misóginos que lo único a lo que tendieron fue a dañar mi condición de mujer”.

En este sentido aclaró que trabaja en un consultorio médico para una profesional de la salud recibiendo a los pacientes y que, para mantener su empleo, se le indicó que debía recibir la vacuna contra el COVID-19.

Tras la polémica por su vacunación, aclaró los tantos en redes.

Me inscribí a través de la aplicación oficial de la Provincia de Buenos Aires. Se me asignó un turno que me indicaba día y lugar para aplicarme la vacuna”, remarcó, al mismo tiempo que contó que concurrió al vacunatorio con un certificado expedido por su empleadora que indicaba su condición laboral y con la copia de su contrato de trabajo.

Tras dar su versión de los hechos, concluyó: “Las pruebas se las voy a presentar a la Justicia en la medida que me sean solicitadas ya que es el ámbito en el que tiene que resolverse este caso y no en la opinión pública”.

// Escándalo: Natalia Borges confirmó que se separó del Pocho Lavezzi, pero él lo negó

Tras recalcar que se había manchado su “buen nombre y honor”, pidió “mayor objetividad y menos misoginia”. “Insisto para que quede claro: no engañé al sistema de vacunación, no tengo una pareja que trabaje en la política, no le saqué la vacuna a nadie, no cometí ningún delito y me encuentro a entera disposición de la Justicia”.

El escándalo por la vacunación

Delmonte es hija de una empleada municipal de Merlo, cargó su inscripción como trabajadora de un laboratorio y recibió el turno. El 9 de abril le aplicaron la primera dosis de la Sputnik V en el Hospital Provincial Héroes de Malvinas.

En diálogo con TN, Graciela Bonfigli, la directora del centro médico, explicó: “Es una persona que sacó turno a través de la página de la provincia de Buenos Aires, como cualquier habitante. Puso que era personal de salud y por lo tanto se le asignó”.

En esa línea contó que al asistir al hospital, la joven presentó una certificación con su nombre, apellido, número de documento y CUIL firmada por el director de un laboratorio y por este motivo fue vacunada.

Tras enterarse de que la documentación sería falsa, la mujer aseguró: “Vamos a iniciar una investigación y, de ser necesario, acciones legales porque los perjudicados somos nosotros como institución”.