Un especialista en Blancanieves explotó por el pedido de censurar el beso final: “Plantear que no fue consensuado es una estupidez”

Se trata de Leonardo D’Espósito, que vio y analizó la película como nadie y dicta cursos sobre ella. En diálogo con TN Show, cuestionó la decisión de Disney y explicó cómo se llegó a esa secuencia. Fecha de publicación: 06 de Mayo 2021, 20:14hsLeonardo D’Espósito, crítico especialista en Blancanieves, cuestionó la decisión de censurar el…

un-especialista-en-blancanieves-exploto-por-el-pedido-de-censurar-el-beso-final:-“plantear-que-no-fue-consensuado-es-una-estupidez”

Se trata de Leonardo D’Espósito, que vio y analizó la película como nadie y dicta cursos sobre ella. En diálogo con TN Show, cuestionó la decisión de Disney y explicó cómo se llegó a esa secuencia.

Leonardo D’Espósito, crítico especialista en Blancanieves, cuestionó la decisión de censurar el beso del príncipe.

Como ha pasado con buena parte de las cancelaciones más sonadas de los últimos tiempos, es muy probable que quienes piden la cancelación de Blancanieves y los siete enanos (1937), porque aseguran que el beso con el príncipe no fue consentido, apenas recuerden la película. Si es que la vieron. Así como ignoraban la expresión “gracias, negrito” los que sancionaron a Edinson Cavani por racista, o la historia del arte moderno, los que clamaron que, si Paul Gauguin era un pedófilo, su obra no merecía formar parte de ella.

// A 17 años del final de “Friends”, los secretos de un desenlace con emociones delante y detrás de cámara

El crítico de cine Leonardo D’Espósito la vio muchas veces. Hasta da cursos sobre Blancanieves, la película más taquillera de la historia del cine hasta Lo que el viento se llevó (otra cancelada reciente).

El beso del príncipe con Blancanieves quedó en el ojo de la tormenta ya que aseguran que no fue consentido (Foto: Disney).

“La película establece muy bien, en la segunda secuencia, que hay un amor a primera vista entre él y ella —dice D’Espósito a TN.com.ar—. Y no es que el hombre la salva, sino que ese hombre representa la proyección de su propio amor. Ellos se besan antes, por interpósito animal: cuando ella sube a un balcón, besa a una paloma, le arroja hacia el príncipe y él, a su vez la besa. Se besan a la distancia. Ella acepta besarlo, y él le devuelve el beso, en el final. Por eso, plantear que no fue consensuado es una estupidez”.

Para D’Espósito, en el núcleo del cuento de hadas hay personajes huérfanos, que construyen su familia en el transcurso del relato. “El príncipe es un medio para que Blancanieves consiga ese fin: morirse, y volver a nacer, ya como una mujer adulta. Es una película sobre lo que significa ser una mujer: o una a la que le importa su aspecto, o una madre. Que es en lo que se va a transformar Blancanieves, a partir de su encuentro con los siete enanos”.

El reboot con actores de carne y hueso de este clásico se espera para 2022. Se sumará así a la lista de relanzamientos de films animados que viene encarando Disney- La bella y la bestia, Mulan, El libro de la selva, la inminente Cruella-, con su nuevo barniz contemporáneo y resultados irregulares. Heroínas empoderadas, producción lujosa, diversidad sutil. Marc Webb (500 días con ella, Gifted) es el director.

El origen de la polémica con el beso de Blancanieves y el príncipe

Tras la reapertura de Disneylandia, un medio importante de los Estados Unidos cuestionó parte de la atracción reformulada que se basa en la película Blancanieves y los siete enanos, de 1937, ya que mantiene el beso que el príncipe le da a la protagonista con el que rompe un hechizo y la revive.

“Blancanieves está dormida y, por lo tanto, el beso no fue consensuado. No puede ser amor verdadero si solo una persona sabe lo que está sucediendo”, fue la opinión lanzada por las periodistas Julie Tremaine y Katie Dowd, del medio SFGate, que visitaron el renovado entretenimiento del parque, uno de los más antiguos y que el propio Walt Disney inauguró en 1955.

“¿No acordamos ya que el consentimiento en las primeras películas de Disney es un problema importante? Es difícil entender por qué Disneylandia en 2021 elegiría agregar una escena con ideas tan anticuadas de lo que un hombre puede hacer con una mujer, especialmente dado el énfasis actual de la compañía en eliminar escenas problemáticas de atracciones como Jungle Cruise y Splash Mountain”, escribieron en una nota que se viralizó.