Por el “turismo vacuna” estallaron las solicitudes de visas para viajar a Estados Unidos: dan turnos para marzo de 2022

Desde el momento en que el Estado de Florida eliminó el requisito de tener residencia para vacunarse contra el coronavirus, los viajes de argentinos principalmente hacia Miami, destino turístico por excelencia, aumentaron de manera significativa. Esto en el contexto de la Argentina, en donde el stock de dosis crece de manera más lenta de lo…

por-el-“turismo-vacuna”-estallaron-las-solicitudes-de-visas-para-viajar-a-estados-unidos:-dan-turnos-para-marzo-de-2022

Desde el momento en que el Estado de Florida eliminó el requisito de tener residencia para vacunarse contra el coronavirus, los viajes de argentinos principalmente hacia Miami, destino turístico por excelencia, aumentaron de manera significativa.

Esto en el contexto de la Argentina, en donde el stock de dosis crece de manera más lenta de lo que se esperaba, hizo que se acumulara una mayor cantidad de solicitudes para obtener o renovar las visas para viajar a Estados Unidos. Situación que, sumado a las demoras que ya habían ocasionado las restricciones por la pandemia, generó que se estén asignando turnos recién para febrero y hasta marzo del año que viene.

// La Ciudad abrirá la vacunación para personas de 55 a 59 años con condiciones de riesgo

El furor por la inoculación en Miami y también en varios otros puntos del país norteamericano, como la ciudad de Nueva York, abrió más de un interrogante para aquellos argentinos que cuentan con posibilidades económicas de viajar en un corto plazo.

Si bien los requisitos para aplicarse cualquiera de las dosis disponibles allá solo incluyen contar con el pasaporte al día y completar un formulario con datos personales, para ingresar al territorio, los argentinos deben contar con una visa que otorga la Embajada de Estados Unidos.

Cada caso es particular y las habilitaciones para acceder son variadas, desde turismo, por estudio, residencia permanente, para inversionistas y hasta se puede realizar una solicitud de emergencia para cuestiones que así lo requieran (para “viajes urgentes relacionados con una vida o muerte u otra emergencia médica del solicitante y/o familiar cercano”, según se indica en la web oficial del organismo).

El proceso, en épocas pre pandémicas, no requería grandes dificultades. Podía solicitarse el turno para iniciar el trámite correspondiente y demoraba algunos días. “En época habitual la Embajada suele dar fechas hasta de un día para el otro. Se llegó a atender a mil personas por día y el 90% era por cuestiones de turismo”, explicó a TN.com.ar el gestor Alejandro Montaldo.

Si bien depende el caso, en general, estos permisos de viaje, para ciudadanos argentinos, suelen darse con una validez de 10 años. Llegado el momento del vencimiento, se cuenta con un año para iniciar la renovación; pero ahora se extendió a cuatro, por las dificultades que generó la pandemia.

Pandemia, restricciones y aumento de la demanda

Lo que sucede actualmente es que, desde el inicio del brote en la Argentina, en marzo del 2020, a causa de las restricciones, la embajada no recibió solicitantes de forma presencial por varios meses. Por lo tanto, se produjeron demoras y posteriormente modificaciones en los turnos, de acuerdo con las medidas restrictivas, tanto para renovación como para solicitar la visa por primera vez. A esta situación se sumó la reciente mega demanda impulsada por el “turismo vacuna”.

“Normalmente el tiempo de procesamiento de solicitudes es de cinco a siete días hábiles, pero ahora están con entre un mes y dos meses de retraso”, señaló Montaldo.

// Pese a las advertencias mundiales, Perú evalúa usar el dióxido de cloro contra el coronavirus

La solicitud consta de una primera instancia de pedido e inscripción online, que se hace en el sitio oficial. Allí también se debe realizar el pago de un arancel, que ronda los 160 dólares. “No se abona la visa, sino el derecho consular, es decir a que la autoridad reciba el caso y lo evalúe”, aclaró Montaldo. Luego, según el caso y el tipo de pedido se solicitará determinada documentación de respaldo y posteriormente, en caso de requerirlo, restaba programar una entrevista personal.

Ahora, los turnos para iniciar el trámite se están asignando para 2022, entre febrero y marzo. A fines de abril, en las redes sociales de la embajada estadounidense informaron que las solicitudes se estaban procesando de forma “muy paulatina y limitada”.

Incluso, de acuerdo con los testimonios de viajeros y usuarios que canalizan sus reclamos en las publicaciones del organismo a muchos se les cancelan y reprograman los que tenían asignados para mayo o junio de este año. “¿Siguen cancelando un mes antes las citas?”, preguntó la usuaria de Facebook Ana María Vivas Linares hace dos semanas. “Es la cuarta vez que me anulan el turno para renovar”, se quejó Ana Belic, por la misma red social.

“Resultó muy perjudicial el tema de las restricciones. Porque los turnos para casos de primera vez o de renovación que necesitan entrevista, por ejemplo porque requieren registrar la huella digital, estarán recién para febrero o marzo del año que viene”, remarcó Montaldo. “Lo ideal siempre es hacer estos trámites con tiempo y tener la visa renovada, independientemente de si se planifica o no hacer un viaje; algo que habitualmente se piensa al revés”, cerró.

// Córdoba, Chaco y Río Negro alcanzaron un nuevo pico de contagios y ya son 11 las provincias que superaron los registros máximos de la primera ola

Mayor demanda de pasajes

De la mano con el furor por la vacunación en Miami, ya no quedan pasajes para el resto del mes. Por ese motivo y en línea con la alta demanda registrada en las últimas semanas, Aerolíneas Argentinas comenzó estudiar la posibilidad agregar frecuencias en junio. La idea sería sumar de tres a seis vuelos semanales más, a las seis frecuencias con las que cuentan ahora.

En varias ciudades de Estados Unidos vacunan a turistas extranjeros. (Foto: EFE).

Los vuelos en la última semana salieron con un 74% de ocupación, mientras que, en abril, el promedio fue de 62%. Más allá del furor por Miami, al considerar la alta demanda, mucho también comenzaron a contemplar nuevas opciones en Estados Unidos, entre las que aparecen destinos como Dallas, Houston, Nueva York, dentro de las posibilidades para realizar turismo sanitario.