Como nació el gran gesto que tuvo Eduardo Domínguez, el DT campeón de Colón, con un grupo de chicos de su barrio

Eduardo Domínguez pertenece a la nueva camada de entrenadores jóvenes, esa que le propone un cambio generacional al fútbol de siempre. Su eterno perfil bajo hizo de Colón un equipo sin presiones pero con ambiciones. Tal es así que para muchos fue sorpresivo el título, aunque para quienes siguen el día a día del sabalero, no…

como-nacio-el-gran-gesto-que-tuvo-eduardo-dominguez,-el-dt-campeon-de-colon,-con-un-grupo-de-chicos-de-su-barrio

Eduardo Domínguez pertenece a la nueva camada de entrenadores jóvenes, esa que le propone un cambio generacional al fútbol de siempre. Su eterno perfil bajo hizo de Colón un equipo sin presiones pero con ambiciones. Tal es así que para muchos fue sorpresivo el título, aunque para quienes siguen el día a día del sabalero, no tanto.

Eduardo Domínguez entrenó a un grupo de niños que se lo pidió.

Domínguez se metió en la historia del club al darle el primer título de su vida institucional y lo cierto es que no realizó declaraciones públicas tras el sueño alcanzado. Fiel a su estilo y, pese a no saber qué será de su futuro inmediato, pues aún no firmó su continuidad, a los tres días de que su equipo levantara la Copa recibió un pedido muy especial al que accedió sin dudar.

Un niño del barrio El Pinar, donde él vive junto a su familia en Santa Fe, golpeó a su puerta (tras dos días de visita sin suerte) pidiéndole que lo entrenara junto a sus amigos. Domínguez se excusó porque el domingo estaba ocupado pero lo citó para el día siguiente en la canchita del barrio.

¿Cuánto vale la verdad?

Tu apoyo es fundamental

Eduardo Domínguez salió campeón con Colón de Santa Fe.

Y así fue como el lunes armó un círculo con su nuevos dirigidos, una niña y varios niños de entre seis y nueve años, y se sentó en el césped para primero hablarles un poco y luego entrenarlos.

No dejó librado nada al azar y a su lado lo escoltaba una bolsa con pelotas, arcos pequeños y pecheras para los chicos. Tenía una sorpresa para motivarlos más aún.

“El que mejor se entrena se lleva esta camiseta”, les dijo mientras distribuía las pecheras, acomodaba las pelotas y ubicaba los arcos. El premio tenía la leyenda “Colón campeón 2021” y la afortunada fue la niña del grupo quién, además, cumplía años.