Medvedev capitalizó todo, incluso la tensión de Djokovic

En una final de Grand Slam, y más en esta en particular, todos los factores deben ser tenidos en cuenta y todos cuentan a la hora de armar un pronóstico, de hacer un análisis y también, para los jugadores, de poder entender cómo plantear el encuentro y cómo plantarse ante este tipo de partidos.Para poner…

medvedev-capitalizo-todo,-incluso-la-tension-de-djokovic

En una final de Grand Slam, y más en esta en particular, todos los factores deben ser tenidos en cuenta y todos cuentan a la hora de armar un pronóstico, de hacer un análisis y también, para los jugadores, de poder entender cómo plantear el encuentro y cómo plantarse ante este tipo de partidos.

Para poner en contexto, en un momento recordé la frase que el propio Novak Djokovic había utilizado, allá por los Juegos Olímpicos de Tokio, diciendo que las presiones eran un privilegio para él. Esto es muy cierto desde el análisis filosófico. Pero otra cosa es cómo se afronta esa realidad en la que hay tanto en juego.

Ese era para Novak Djokovic uno de los grandes desafíos. Por eso cuando el serbio comienza bastante parado, sin buen timing, como desconectado del encuentro, uno podía asociarlo a un mal comienzo, como pudo haber tenido en este campeonato, en algún primer set no del todo sincronizado. Pero, por otro lado, también empezaban a dar sospechas de que esa presión, esa tensión, más que ser un privilegio eran como dardos que iban causando su efecto nocivo.

Ansiedad, piernas pesadas, decisiones no siempre acertadas, propias de cuando uno está bajo un gran estrés. Y todo eso fue marcando una realidad tenística para Djokovic, que se fue dando cuenta que tenía que intentar salir de ahí. Mientras Medvedev, con muchísima inteligencia y claridad, entendía perfectamente que esa situación la tenía que capitalizar, que no le podía dar a Djokovic el perdón de no cobrárselo con el marcador y con sets.

Lo cierto es que, con una enorme puntería con el servicio, con muy buena velocidad desde el fondo de la cancha y con mucha soltura en los traslados, Medvedev fue utilizando la misma medicina que suele usar Djokovic. El serbio suele plantarse ante los muy buenos momentos de sus adversarios, les traba los partidos, los obliga a un enorme desgaste y a partir de ahí, empieza merecidamente a disfrutar en términos generales de las mejores situaciones del encuentro, porque su adversario ya queda disminuido desde lo físico y lo mental. Eso fue exactamente lo que hizo Medvedev con el propio Djokovic.

Más allá de algunas intermitencias, Medvedev capitalizó absolutamente todo, no dejó nada afuera de la ecuación.

Hasta le puso el drama propio de los cierres con esas doble faltas, que no solamente le dieron una cierta ilusión a Djokovic sino, sobre todo, al público. Y en ese momento, en ese último cambio de lado, creo que Djokovic se lleva algo que es tan valioso como un título de Grand Slam. Usted dirá que estoy exagerando, bueno, es posible. Pero lo cierto es que ese minuto en el que el estadio, de pie, lo empujó y lo alentó, se pudo ver al serbio con lágrimas en los ojos. La gente le hizo sentir el cariño que muchas veces padeció y anheló cuando no lo recibía, cuando él no era el elegido.

Nole, se esconde bajo la toalla. Foto: AFP

Se sabía que el serbio tenía mucho en juego hoy. Y al margen del debate sobre si iba a poder superar a Federer y a Nadal y sobre quién iba a ser el más grande de la historia, empieza en parte a reflejarse también que a los miedos les gusta arruinar sueños. Y no es que Djokovic los haya tenido de manera muy grande, pero la tensión fue suficiente para no poder mostrar su mejor versión en un partido que le daba uno de los logros más grandes y más difíciles de la historia del tenis moderno, que era llevarse el Grand Slam.

Pero claramente y como dijo Djokovic, si alguien se lo merecía era Medvedev. Ese jugador aguerrido que a veces estéticamente te puede llegar a desorientar, pero que tiene una estabilidad y una claridad que cuando está alineado puede lograr este tipo de cosas. Y que ya está en el club selecto de los campeones de Grand Slam

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA