Un soldado correntino fue identificado en Darwin

El Comité Internacional de la Cruz Roja (Cicr) infor­mó que fueron identificados los restos de seis ex com­batientes de Malvinas que habían sido exhumados de la tumba múltiple denomi­nada C.1.10 del Cementerio de Darwin, en el marco del Segundo Plan de Proyecto Humanitario (PPH 2). La noticia fue brindada por el Cicr en un comuni­cado,…

un-soldado-correntino-fue-identificado-en-darwin

El Comité Internacional de la Cruz Roja (Cicr) infor­mó que fueron identificados los restos de seis ex com­batientes de Malvinas que habían sido exhumados de la tumba múltiple denomi­nada C.1.10 del Cementerio de Darwin, en el marco del Segundo Plan de Proyecto Humanitario (PPH 2).

La noticia fue brindada por el Cicr en un comuni­cado, en el que indicó ade­más que representantes del Comité junto a autoridades nacionales informaron a los familiares de los ex comba­tientes cuyos restos descan­san en la tumba C.1.10 los resultados alcanzados en la segunda etapa del plan, lo que “ha puesto fin a casi 40 años de incertidumbre sobre lo sucedido a sus seres que­ridos”.

Entre los identificados hay un correntino: Marciano Ve­rón (nacido el 23 de julio de 1949 en Saladas, provincia de corrientes, Argentina). Era uno de los gendarmes que murió en la Guerra de las Malvinas y el segundo sala­deño muerto en un conflicto bélico (que se tiene conoci­miento) con una potencia extracontinental, después del Sargento de Granaderos Juan Bautista Cabral.

Fue el segundo hijo na­tural de María Teresa Verón (entonces de 25 años de edad), según consta en el acta 279 del Registro Civil de Saladas. Su padre era Ber­nabé Altamirano. Marciano fue el segundo vástago de esta pareja oriunda del para­je San Francisco (1ª Sección “La Loma” o Lomas) del de­partamento de Saladas en jurisdicción del Municipio de Saladas. El Sargento (Post Mortem) de la Gendarmería Nacional, Marciano Verón, nació en el domicilio de Ma­ría Teresa Verón situado en el paraje San Francisco ( “La Loma”) de la primera Sec­ción del Departamento de Saladas; su padre Bernabé Altamirano se dedicaba a tareas rurales y su madre a quehaceres domésticos.

En Saladas, por Orde­nanza de fecha 3 de junio de 1999, del entonces Ho­norable Concejo Munici­pal (HCM), se instituyó el nombre de “Cabo Primero Marciano Verón”, a la plaza situada en el barrio Cente­nario de esa ciudad.