Britney vs. Spears, el nuevo documental de Netflix sobre la batalla judicial del momento

Mientras continúa la cruda batalla judicial entre Britney Spears y su padre, Jamie, por una tutela legal que lleva 13 años, Netflix estrena un documental justo un día antes de que la cantante acuda a los tribunales para una audiencia que puede cambiar por completo el curso del caso.La nueva producción se titula Britney vs.…

britney-vs.-spears,-el-nuevo-documental-de-netflix-sobre-la-batalla-judicial-del-momento

Mientras continúa la cruda batalla judicial entre Britney Spears y su padre, Jamie, por una tutela legal que lleva 13 años, Netflix estrena un documental justo un día antes de que la cantante acuda a los tribunales para una audiencia que puede cambiar por completo el curso del caso.

La nueva producción se titula Britney vs. Spears, juego nominal que alude a las dos partes enfrentadas en el litigio, y cuenta la explosiva historia de vida de Britney, su lucha por la libertad -tanto a nivel público como privado- y todo el proceso que derivó en este presente mediático donde todo un sector la apoya bajo el lema #FreeBritney.

La realizadora Erin Lee Carr, una experta en documentales del tipo “crimen real” -como la serie Dirty Money o el filme Te quiero, muérete-, dirige y produce este proyecto de Netflix que, aunque ya estaba empezado cuando se estrenó Framing Britney Spears, pretende subirse al éxito de aquella película de The New York Times estrenada en febrero.

La semana de Britney: el martes de estreno, el miércoles de batlla legal y familiar. Foto Reuters.

“El mundo conoce a Britney Spears: cantante, artista, ícono. Pero en los últimos años, su nombre se ha vinculado a otro término más misterioso: tutela”, arranca la sinopsis oficial que compartió Netflix.

Qué propone Britney vs. Spears

A través de una mirada al trabajo de investigación de años, entrevistas exclusivas y nuevos documentos, Carr pincela un retrato exhaustivo de la trayectoria de la estrella del pop desde que era la típica chica de al lado hasta convertirse en una mujer atrapada por la fama, la familia y su propia situación legal.

Se presenta la vida de Britney más allá de las imágenes traumáticas que alguna vez la marcaron. Con la colaboración de la periodista Jenny Eliscu, el documental profundiza en la intrincada historia de la tutela bajo la que ha estado la artista durante más de 13 años.

Padre e hija frente a frente. AFP

La película teje una línea de tiempo impactante con partes involucradas nuevas y del pasado, encuentros secretos y la lucha detrás de cámaras de Britney por su propia autonomía.

Los mensajes de texto y un correo de voz, así como nuevas entrevistas con personas clave, dejan en claro lo que la propia Britney ha atestiguado: la historia completa aún no se ha contado.

Esta semana, Netflix lanzó el primer trailer de Britney vs. Spears. El adelanto empieza con una frase que la cantante de Baby One More Time le dijo el 23 de junio pasado al Tribunal Superior de Los Ángeles: “Solo quiero recuperar mi vida”.

Britney Spears y sus padres, en tiempos más felices.

Un poco más adelante, se la oye a Britney sostener firmemente su postura: “He trabajado toda mi vida, no le debo nada a esta gente”.

El documental de NYT y Hulu

La cantante viene de acusar a su padre de abusar de una tutela que no le permite tener independencia creativa ni financiera. Por eso le pidió a un juez que “presente cargos” contra él. Habrá novedades en ese sentido en la audiencia de este miércoles. Pero muchos ya avizoran que la tutela podría terminarse en breve.

Cabe recordar que, hace unos días, la plataforma Hulu lanzó otro documental del diario The New York Times sobre el caso, titulado Controlling Britney Spears (Controlando a Britney Spears).

#FreeBritney, la campaña de apoyo a la cantante pop de 39 años.

Una de las revelaciones de la película fue la confirmación de que Jamie Spears espió a su hija. Con la excusa de protegerla, él y la empresa de seguridad que contrató desplegaron un sistema de vigilancia que incluía el monitoreo de las comunicaciones de la cantante y la grabación de audio dentro de su dormitorio.

El diario neoyorquino cita a Alex Vlasov, un empleado de la compañía de seguridad Black Box, que confirma que se grabaron conversaciones con los hijos y el novio de la artista.

Según el testimonio de Vlasov, la “implacable vigilancia” a la que fue sometida Britney Spears “ayudó a varias personas vinculadas a la tutela, principalmente su padre, James Spears, a controlar casi todos los aspectos de su vida”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA