Por el ruido cambiario, los ahorristas se vuelcan a bonos y fondos ajustados por inflación y dólar

El congelamiento de precios diseñado por la Secretaría de Comercio  recalentó la demanda de los inversores por instrumentos que cubran contra la inflación. Incluso, en medio del ruido cambiario, los bonos y fondos atados a la evolución de los precios aparecen como los más recomendados. Y la demanda de este tipo de instrumentos ya iguala…

por-el-ruido-cambiario,-los-ahorristas-se-vuelcan-a-bonos-y-fondos-ajustados-por-inflacion-y-dolar

El congelamiento de precios diseñado por la Secretaría de Comercio  recalentó la demanda de los inversores por instrumentos que cubran contra la inflación. Incluso, en medio del ruido cambiario, los bonos y fondos atados a la evolución de los precios aparecen como los más recomendados. Y la demanda de este tipo de instrumentos ya iguala la que registraron los bonos atados al salto del tipo de cambio, que se disparó luego de las PASO.

Mientras en el Gobierno apuestan a poder lograr una desaceleración de la inflación en octubre que se dé a conocer antes de las elecciones del 14 próximo, en el mercado descuentan que los precios van a subir sin pausa en los próximos meses. Incluso, la reunión de este lunes entre el jefe de Gabinete y el titular del Indec, Marco Lavagna, generó cierta desconfianza en el mercado, pero no desalentó la apuesta por la cobertura inflacionaria.

“En lo que respecta al mercado secundario y en particular al de renta fija, las expectativas no juegan en el mismo bando que el oficialismo. Esto se puede observar en la compresión de tasas que tuvieron los instrumentos que ajustan por CER en las últimas dos semanas y en particular en el rendimiento negativo con el que opera la Lecer correspondiente a diciembre ‘21”, remarcaron analistas de Delphos.

Para esta consultora por un lado “fin de año suele venir acompañado de un incremento la variación de precios producto de un impulso estacional en la demanda”. Pero además, el control de precios suele “disparar los precios terminada su vigencia ya que la oferta sale a realizar el catch-up de forma instantánea. Y todo esto si omitimos al resto de medidas que ya se encuentran en vigencia con el fin de revertir los resultados de las PASO que sin lugar a dudas afectan al circulante de dinero y contribuyen a la variación de precios”, alertaron.

En esa misma línea, Paula Gándara de Adcap, afirmó: “Las medidas anti-inflacionarias del gobierno escasas y cortoplacistas no logran aplacar la suba de expectativas alimentadas por las políticas fiscales y monetarias expansivas puestas en marcha para mejorar el desempeño en las elecciones de noviembre”.

En ese sentido, resaltó: “Lo que se ve en el mercado es que hay apetito por productos que cubran inflación y devaluación, que son los bonos CER y todos los instrumentos dólar linked. Estos últimos son más volátiles y se recomiendan de cara a las elecciones, mientras los bonos atados a los precios son más moderado, pero con una mirada de largo plazo. El tema de la inflación llegó para quedarse”.

En esta línea, José Echague, de Consultatio señaló: “Quizás sea un poco tarde para entrar en un bono dollar linked, pero si se tiene un horizonte de mediano plazo, de como mínimo seis meses, invertir en instrumentos atados al CER puede dejar una renta más que interesante. El bono dollar linked va a dar cobertura, si, pero el precio de entrada por estos días ya es caro. En cambio, un bono atado al CER puede rendir la inflación del período más 3% o 4”.

Por su parte, para quienes quieran maximizar ambos tipos de cobertura, Martín Sued, de Balanz, recomendó: “Lo que mejor rinde en este momento es hacer sintético con la compra de un bono CER e invertirlo en el mercado de futuros”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA