Detectaron incumplimientos en mayoristas capitalinos

Como parte de la política de defensa de los derechos de los usuarios del Gobierno de Corrientes, el ministro de Industria, Trabajo y Comer­cio, Raúl Schiavi; impartió la directiva a la Subsecretaría de Comercio de verificar el cumplimiento del nuevo ré­gimen de Precios Máximos establecido por Nación. En esta oportunidad, los inspectores de la depen­dencia…

detectaron-incumplimientos-en-mayoristas-capitalinos

Como parte de la política de defensa de los derechos de los usuarios del Gobierno de Corrientes, el ministro de Industria, Trabajo y Comer­cio, Raúl Schiavi; impartió la directiva a la Subsecretaría de Comercio de verificar el cumplimiento del nuevo ré­gimen de Precios Máximos establecido por Nación.

En esta oportunidad, los inspectores de la depen­dencia recorrieron dos esta­blecimientos mayoristas de Capital y descubrieron que incumplían lo especificado por el programa al ofrecer los productos comprendi­dos en la lista “a un precio que excedía el valor máximo establecido”, algunos con “excesos muy significati­vos”.

Ante la situación, labra­ron actas de infracción para dar constancia formal del escenario a las autoridades nacionales. 

Al respecto, el subsecreta­rio Juan José Ahmar aclaró que “si bien la Provincia no está de acuerdo con este tipo de medidas cortoplacistas”, decidieron “colaborar en los controles para ayudar a la economía de los consumi­dores correntinos en la difí­cil coyuntura”.

En tanto el director de De­fensa del Consumidor, Or­lando Seniquiel, hizo un lla­mado de atención a este tipo de empresas por ser “uno de los eslabones más impor­tantes de la cadena comer­cial al ser intermediarios”.

Ambos funcionarios ade­lantaron que intensificarán los controles en otros co­mercios de este tipo, luego los trasladarán a supermer­cados locales y por último los llevarán a cabo en los comercios barriales.

Al respecto, el ministro Schiavi resaltó que los con­troles se extenderán a toda la cadena de comercializa­ción también en el interior- desde un criterio de razona­bilidad y entendiendo que “no soluciona de fondo el problema inflacionario del país”.

Los inspectores no sólo controlan que los precios en supermercados, farma­cias, comercios de cercanía y mayoristas que no superen los máximos de referencia (son las declaradas por los propios comercios), sino que también apuntan a evi­tar faltantes de los produc­tos relevados, en particular evitar que los comercios oculten stocks. Cuando se identifican irregularidades, se solicita la corrección de los precios y, sólo si esto no sucede, se procede a la “clausura preventiva” del establecimiento.