Femicidio: perpetua para Aldo Guari

EL 1 DE DICIEMBRE LEERÁN LOS FUNDAMENTOS. El Tribunal Oral Penal Nº2 escuchó los alegatos de la fiscalía, la defensa y la querella y terminó condenando a Aldo Guari a la pena de prisión perpetua por el femicidio de su expareja Inés Andrea Pinalto, hecho ocurrido el 29 de octubre de 2019.El fiscal Gustavo Schmidt…

femicidio:-perpetua-para-aldo-guari
EL 1 DE DICIEMBRE LEERÁN LOS FUNDAMENTOS.

El Tribunal Oral Penal Nº2 escuchó los alegatos de la fiscalía, la defensa y la querella y terminó condenando a Aldo Guari a la pena de prisión perpetua por el femicidio de su expareja Inés Andrea Pinalto, hecho ocurrido el 29 de octubre de 2019.

El fiscal Gustavo Schmidt utilizó su tiempo de alegato para presentar de forma contundente todas las pruebas en contra del acusado y planteó la necesidad de castigar este hecho aberrante con la condena de prisión perpetua. En el mismo tono lo hizo la querella, representada por los abogados Conrado Rudy Pérez y Nicole Jones, quienes ya habían planteado ante el tribunal un femicidio con alevosía, tomando no sólo los antecedentes violentos de Guari, sino la forma en que ocurrieron los hechos. En tanto, la defensa intentó minimizar el impacto de las pruebas en contra de Guari, buscando atenuar el castigo.

No llevó mucho tiempo de debate a los doctores Juan José Cochia, como presidente, y a los letrados Ariel Azcona y Román Facundo Esquivel, como vocales, integrantes del Tribunal Oral Penal Nº2, para llegar a la sentencia Nº168, casi esperada por todos. Los fundamentos serán leídos el próximo 1 de diciembre a las 12, según confirmaron.

Los hechos

Guari se desempeñaba como sereno de la delegación municipal del barrio 17 de Agosto de Capital. Según consta en el expediente, el hecho sucedió el 29 octubre de 2019, cuando Inés Pianalto, su expareja, le acercó la cena como lo hacía habitualmente. La mujer pretendía mantener una buena relación por los hijos que tenían en común. Pianalto había iniciado los trámites del divorcio, y esto no habría caído bien al hombre. Ella vivía a dos cuadras de la delegación y la última vez que fue a llevarle alimento, se produjo una fuerte discusión porque el acusado le pidió volver a estar juntos y la mujer se habría negado.

La noche del homicidio, Guari atacó brutalmente a su exmujer con un machete que portaba como “sereno” . Luego intentó, sin éxito, quitarse la vida, pero fue salvado por los médicos.