Varias localidades sin luz por la tormenta

El alerta naranja que regía para la provincia de Corrien­tes, con tormentas de viento y lluvia fuerte se sintió más en distintas zonas del inte­rior provincial que en la Ca­pital.  Desde las 9 aproximada­mente comenzaron a recibir­se los llamados en la Direc­ción Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) recla­mando por la falta de energía eléctrica.…

varias-localidades-sin-luz-por-la-tormenta

El alerta naranja que regía para la provincia de Corrien­tes, con tormentas de viento y lluvia fuerte se sintió más en distintas zonas del inte­rior provincial que en la Ca­pital. 

Desde las 9 aproximada­mente comenzaron a recibir­se los llamados en la Direc­ción Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) recla­mando por la falta de energía eléctrica.

En total, durante la ma­ñana y la siesta de ayer las cuadrillas debieron atender inconvenientes con la salida de servicio de distribuidores, caída de postes y desprendi­mientos de tendido de media tensión en distintos puntos del territorio provincial. 

Los lugares afectados fue­ron: Curuzú Cuatiá, Paso de los Libres, Goya, Bella Vista, Saladas, 9 de Julio, San Ro­que, Pedro. R. Fernández, Tapebicuá, Santo Tomé, Itu­zaingó, Itá Ibaté, Caá Catí, San Carlos y Gobernador Virasoro.

El Servicio Meteorológi­co Nacional había emitido un pronóstico de tormentas fuertes y localmente severas, para la provincia del Chaco y Corrientes, que se encontra­ban bajo un alerta naranja desde la madrugada de ayer, que hacía prever la presen­cia de ráfagas de viento, abundante caída de agua en cortos períodos y actividad eléctrica.

Todo ello se cumplió pero recién después de la media mañana cuando la Dpec comenzó a recibir reportes de colapsos en sus sistemas y máquinas por descargas eléctricas en particular en Curuzú Cuatiá, Lavalle, San Roque, Tapebicuá; son algu­nos de los lugares que que­daron sin servicio.

La empresa distribuidora de energía eléctrica, explicó que habían quedado fuera de servicio distribuidores y lí­neas de media tensión, como consecuencia de las intensas lluvias, descargas atmosféri­cas y ráfagas de vientos, por lo que “se espera que calme el clima para restablecer el servicio”.

Ocurrió en muchas ciu­dades del interior como Be­lla Vista en la que se cortó o desprendió el tendido de la línea de media tensión que la une con Saladas; lo mismo que en San Roque y Pedro R. Fernández.

En Goya fuertes lluvias y descargas atmosféricas pro­vocaron la salida de servi­cio de dos distribuidores; al igual que en Paso de los Li­bres con un distribuidor que quedó sin funcionar desde media mañana.

En Lavalle y en 9 de Julio se registraron intensas lluvias y ráfagas de viento que provo­caron la caída de postes de energía, y que acompañado de una lluvia torrencial ha­cía imposible que el servicio pudiera restablecerse con celeridad.

Durante la siesta, los in­convenientes se trasladaron al noreste del territorio pro­vincial afectando el tendido y los alimentadores de Itá Ibaté, Ituzaingó, San Car­los Virasoro Santo Tomé; pero una vez que pasaba la tormenta se restablecía el servicio.s