Alberto Fernández le ordenó a Martín Guzmán que informe a Cristina Kirchner cómo viene la negociación con el FMI

Cristina Kirchner volvió a sorprender. Y esta vez por partida doble. Es que, aunque fue interpretada en la Casa Rosada como un gesto de “apoyo” en la negociación con el Fondo Monetario Internacional, a Alberto Fernández lo tomó por sorpresa la carta que su socia publicó este sábado. No esperaba que la vicepresidenta volviera a escribir,…

alberto-fernandez-le-ordeno-a-martin-guzman-que-informe-a-cristina-kirchner-como-viene-la-negociacion-con-el-fmi

Cristina Kirchner volvió a sorprender. Y esta vez por partida doble. Es que, aunque fue interpretada en la Casa Rosada como un gesto de “apoyo” en la negociación con el Fondo Monetario Internacional, a Alberto Fernández lo tomó por sorpresa la carta que su socia publicó este sábado. No esperaba que la vicepresidenta volviera a escribir, tras aquel durísimo texto post PASO que hizo temblar al Frente de Todos. Pero fue el contenido, donde se intenta despegar del acuerdo, lo que generó más interrogantes: sucede que por orden del Presidente, el ministro de Economía, Martín Guzmán, no dejó nunca de informarle cada paso importante que da con el FMI.

Así lo confirmaron fuentes oficiales a Clarín, en un intento por relativizar las especulaciones que se tejieron tras la publicación de la carta de Cristina, en particular sobre el tramo en el que afirma que “es el titular del Poder Ejecutivo quien lleva adelante las negociaciones en ejercicio de su responsabilidad constitucional”.

La lapicera no la tiene Cristina… siempre la tuvo, la tiene y la tendrá el Presidente de la Nación. Y no lo digo yo, lo dice la Constitución Nacional. Que a nadie lo engañen sobre quién decide las políticas en la Argentina”, aclaró la vicepresidenta, en lo que se interpretó como una estrategia para no involucrarse en la letra chica del acuerdo y deslindar responsabilidades a futuro sobre eventuales diferencias.

En el Gobierno no coinciden con esa lectura. De hecho, en la aclaración que hacen vinculan directamente a la vicepresidenta con el acuerdo con el FMI: “En todo momento y por orden del Presidente, Martín (Guzmán) la informó de todos los avances importantes. No son públicas esas conversaciones porque son los dos muy reservados, pero el diálogo nunca se cortó”, indicaron sobre el ida y vuelta entre el ministro y la vicepresidenta.

La relación de la vice y el ministro

La acotación respecto a que nunca se rompió el vínculo tiene que ver con el entredicho mediático que protagonizaron al cabo de las primarias, cuando Cristina consideró que su administración había hecho un ajuste y el ministro la corrigió en público: dijo que no hubo ajuste sino “reducción del déficit, que es distinto”.

​Curiosamente, después del cimbronazo de esos días, por el que incluso la vicepresidenta tuvo que salir a aclarar que no había pedido la salida de Guzmán, el vínculo entre ambos se reactivó. Hasta en los momentos de mayor tensión entre los Fernández, el ministro mantuvo al tanto a la vicepresidenta de cada avance con los negociadores Julie Kozack y Luis Cubeddu. 

La estrategia de Guzmán, argumentan en el Gobierno, no obedeció a un interés personal por salir ileso de una disputa entre los socios mayoritarios de la coalición, sino a una estrategia de negociación: el aval de Cristina es requerido por sus interlocutores. “Nunca se dejó de contarle y de ponerla al tanto de todo lo que se habla”, dicen en el entorno del Presidente, quien sólo cuando es necesario se involucra en el detalle técnico entre Guzmán y la vice.

El aval de Cristina

“Ella lo que dice es que la negociación la conduce el Presidente. Pero es obvio que se valida con ella. Y que lo vota el Congreso”, coincidió otro funcionario de extrema confianza de Alberto.

Aunque la tensión entre Alberto y Máximo Kirchner, el jefe del bloque del Frente de Todos en Diputados, va en ascenso, en el Gobierno aseguran que al líder de La Cámpora tampoco se le retaceó información. “En estos temas no hay ni puede haber lugar a internas, estamos todos en el mismo barco”, afirman. 

La reacción de la Casa Rosada el mismo sábado fue en esa línea: “El texto de Cristina ratifica el apoyo al Presidente en la negociación que está llevando con el FMI”, indicaban encumbradas fuentes oficiales, con despacho en Balcarce 50.

Y, este lunes, la propia portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, remarcó que para el Presidente “el documento de Cristina es un apoyo”, pero aclaró que “la verdad no lo necesita, porque son las cabezas principales de este Gobierno y están trabajando juntos”.

En ese sentido, la estrategia de Cristina de comprometer a la oposición para que fije su postura sobre el acuerdo va en sintonía con la línea discursiva que bajó la Casa Rosada. “Estamos esperando que, en lugar de correrse y no hacerse cargo, empiecen a decir qué es lo que quieren. Decir cómo queremos financiar la deuda, cómo queremos reprogramarla y a qué tipo de acuerdo queremos llegar, es decir qué modelo de país queremos tener”, interpeló Cerruti en diálogo con El Destape Radio. 

Con Guzmán en contacto permanente con Cristina, y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, como uno de los articuladores del plan plurianual, la expectativa creciente que hay en el Gobierno es poder alcanzar un principio de acuerdo con el FMI “antes de fin de año”. 

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA