Un hincha se cayó de la reja del Obelisco y el ingreso de la ambulancia derivó en botellazos: un policía herido y un detenido

A tres horas de la finalización del partido ante Tigre en Córdoba, donde Boca se consagró campeón de la Copa de La Liga, un episodio en el Obelisco pareció el inicio de los desbordes del festejo que, por los excesos de fanatismo y alcohol, deriva en disturbios.Fue después de las 21 horas que un simpatizante,…

un-hincha-se-cayo-de-la-reja-del-obelisco-y-el-ingreso-de-la-ambulancia-derivo-en-botellazos:-un-policia-herido-y-un-detenido

A tres horas de la finalización del partido ante Tigre en Córdoba, donde Boca se consagró campeón de la Copa de La Liga, un episodio en el Obelisco pareció el inicio de los desbordes del festejo que, por los excesos de fanatismo y alcohol, deriva en disturbios.

Fue después de las 21 horas que un simpatizante, presuntamente borracho, que se encontraba colgado en las rejas que rodean el monumento cayó al piso, hacia el interior del enrejado. Se produjo un corte en la cara y requirió atención médica.

A fin de asistirlo, comenzó a ingresar personal de Bomberos y una ambulancia del SAME que se veía imposibilitada de transitar por la cantidad de personas en la zona.

Incidentes en los festejos de los hinchas de Boca en el Obelisco

Por este motivo, dieron inicio a un importante operativo de la División de Operaciones Urbanas de la Policía de la Ciudad para formar un cordón y desplazar al resto de los hinchas que estaban en los alrededores y permitir el ingreso de los médicos.

Fue entonces que un grupo de los que llevaba más de dos horas celebrando, se molestó con la presencia policial. Allí comenzaron a tirar piedras y botellazos a los policías que hacían el perímetro para que avanzara la ambulancia.

Hubo un agente herido por un botellazo y el agresor fue detenido, lo que también despertó reacciones, en una escalada de desborde.

Tras la lluvia de proyectiles, la Policía identificó a otros seis agresores y también los detuvo.

El enfrentamiento duró unos pocos minutos hasta que lograron asistir a la persona que se había caído. El mismo generó que la mayoría de los presentes abandonaran el lugar.

Pareció un fin de fiesta de los malos.

Los festejos antes del incidente

Tras ganarle a Tigre por 3-0 en la final de la Copa de La Liga, que se disputó este domingo en Córdoba, Boca Juniors se consagró campeón. Y con el nuevo título, se repitió la escena clásica de los festejos argentino: la hinchada copó el Obelisco.

A pesar de que el encuentro se llevó adelante a varios kilómetros de la Ciudad Buenos Aires, los hinchas que lo vieron por televisión ocuparon la emblemática Plaza de la República y cortaron el tránsito en la avenida 9 de Julio.

Cerca de las 18.30, unos minutos después de que finalizara el partido, varios fanáticos del Xeneize comenzaron a llegar a las inmediaciones del monumento porteño, con todo el color para los festejos. El azul y el amarillo pintaron la zona que fue reflejada en imágenes de drones que transmitían los canales de noticias.

Hinchas de Boca celebran en Obelisco tras ser vencedores la Copa Liga. Foto: Federico Imas

Si bien al principio la convocatoria era modesta, varios minutos después ya había una multitud festejado con banderas, bombos y cantos la nueva consagración. Algunos hasta llevaron bengalas. Y la marea azul y oro se comenzó a extender hacia las estaciones del Metrobus, sobre la avenida.

Luego de media hora, los simpatizantes ya ocupaban las calles laterales bloqueando el paso de los vehículos en la zona. 

También arribó personal de la Policía de la Ciudad para custodiar los festejos y a fin de evitar posibles incidentes como sucedió en más de una oportunidad en el desborde de los festejos en la zona céntrica.

Hinchas celebrando con banderas y bengalas. Foto: Federico Imas

Las celebraciones, que se extendieron desde Córdoba, no sólo se realizaron en el Obelisco. Muchos de los hinchas eligieron La Bombonera, en La Boca, como epicentro para festejar.

A las inmediaciones del estadio boquense arribó otro gran grupo de fanáticos con las camisetas para celebrar el triunfo contra Tigre, que les dio un nuevo campeonato.

La multitud en las inmediaciones del Obelisco. Foto: Federico Imas

En las redes sociales, donde los usuarios fanáticos de Boca siguieron el minuto a minuto del partido y lo fueron comentando, comenzaron los chistes respecto del emblemático local de Mc Donald’s que se encuentra en una de las esquinas de avenida Corrientes y 9 de Julio.

Son en referencia a aquellas veces en las que el club salió campeón de otros torneos y copas y sus hinchas, para celebrar, hasta se subieron al techo del local para coparlo de azul y oro.

DS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA