En temporada alta de fiestas, el Mundial copó el cotillón y hasta hay “cabinas de pogo”

La calle Lavalle está llena de cotillón mundialista por estos días, pero las fiestas fueron por más este año. Desde las tradicionales batucadas a las cabinas de pogo con papelitos celestes y blancos, la Scaloneta se coló en cada casamiento, quince y fiesta de fin de año. Sin excepciones, el Mundial Qatar 2022 es la…

en-temporada-alta-de-fiestas,-el-mundial-copo-el-cotillon-y-hasta-hay-“cabinas-de-pogo”

La calle Lavalle está llena de cotillón mundialista por estos días, pero las fiestas fueron por más este año. Desde las tradicionales batucadas a las cabinas de pogo con papelitos celestes y blancos, la Scaloneta se coló en cada casamiento, quince y fiesta de fin de año. Sin excepciones, el Mundial Qatar 2022 es la tendencia del año en la temporada alta de eventos.

Es que a diferencia de los Mundiales anteriores, disputados entre junio y julio, esta nueva edición se tuvo que correr por las altas temperaturas de Medio Oriente: cae justamente en coincidencia con el pico de fiestas, justo antes de la Navidad, entre noviembre y diciembre.

Hasta ahora no se precisaron grandes cambios, porque los horarios de la primera fase son bastante vespertinos -la Argentina debutó a las 7 de la mañana para la hora local- o en horas tempranas de la tarde -la Selección juega a las 16 tanto este sábado contra Mexico como el próximo miércoles contra Polonia.

A muchos, no les preocupa la superposición de algún partido de la Copa con un evento familiar, como en el video del humorista Jero Freixas que se hizo viral en Rusia 2018. “Hubo una sola familia que nos consultó por qué pasaba si le coincidía el partido con la fiesta”, cuenta a este diario Federico Goddio, director de Jano’s Eventos y explica que, sí, la final es una fecha complicada al caer domingo. El partido por la Copa del Mundo se disputará el 18 de diciembre a las 16.

Las tandas de baile, en celeste y blanco Foto: gentileza Hobbie Studio Creativo

Rodolfo es uno de los que se vio afectado, cuenta a Clarín. Cumple 60 años el 19 de diciembre y lo quería festejar desde el día anterior. “Si la Argentina llega, nadie va a venir por más pantalla que haya”, se ilusiona. El tema es que el fin de semana siguiente tampoco se podía, porque son 24 y 25, y las personas quieren estar en familia. Y el siguiente ya es Año Nuevo. 

¿Resultado? “No soy supersticioso, así que lo voy a festejar dos días antes, el sábado 17, que es un tema también, porque es el día en el que está programado el partido por el tercer puesto, pero bueno, al menos no es la final”, explica.

La pregunta que sigue es si es recomendable transmitir un partido en un evento. La organizadora de eventos Camila Pereyra, encargada del departamento “Special Events” del salón Madero Walk Eventos, define que en el caso de un casamiento la respuesta es definitivamente que no. “No es recomendable proyectar un partido en la boda. De hecho nos lo consultaron, pero se corre el foco de lo central”, remarca.

“Particularmente las bodas, en cuestion de tendencia, se están realizando a la tarde, para que coincida con la hora dorada”, agrega Pereyra y explica que un casamiento de este sábado 26 de noviembre empezaba a las 18 y para que los invitados llegaran más cómodos después de ver el partido a las 16, se decidió mover a las 21.

En eventos corporativos, muchos de ellos programados en días de semana, también se los puede cambiar: en general son entre semana, lunes o martes y ya movieron horarios, puntualiza.

Foto como futbolista en el álbum y cabinas de pogo

Cata cumplió quince años y lo festejó el sábado previo a la presentación del equipo capitaneado por Lionel Messi. La conversación tenía agenda clara y el tema de la fiesta acompañó también ya desde la recepción de la fiesta, invitando a hacerse fotos saltando con cotillón de la Argentina en una “cabina de pogo”.

Se trata de una estructura con espacio para quince personas, donde se invita a saltar con cotillón de la Argentina, canciones de cancha y lluvia de papelitos blancos y celestes, mientras una cámara ubicada en un disco en la parte alta hace círculos en 360 para grabar la escena.

Para darle el broche circular al festejo, a las 4 de la mañana comenzó una batucada con cotillón de la Argentina justo antes del catering de cierre  y de transmitir el video de resumen de fiesta, en este evento que organizaron Madero Walk Eventos junto a Trueba Group y Hobbie Studio Creativo.

Catalina festejó su cumpleaños el sábado en Madero Walk Eventos con una fiesta temática mundialista. Foto: gentileza Hobbie Studio Creativo

“No hay una fiesta desde casi la mitad de octubre hasta fin de noviembre en la que no haya una tanda de la Argentina. Los eventos corporativos generalmente no se sumaban tanto a la tendencia del año, pero para el Mundial sí. El cotillón de la Argentina es fijo dentro de una de las cuatro tandas de baile, generalmente en la del final”, cuenta Pereyra.

Y detalla que entre otros elementos se incluyen máscaras, camisetas, vuvuzelas, banderas y glitter. Pero la estrella son las batucadas. “Las batucadas este año la rompieron. Para el que se durmió, ya no hay fechas ni horarios. Entran los músicos, pero también como si fueran porristas, alguno vestido con la máscara de Messi, otro de Diego Maradona”, cuenta.

También es una clave el saludo de los jugadores de la Selección y otras propuestas creativas, como la cabina de fotos que a través de un mapping recrea las figuritas del álbum de fútbol. De esa manera, los invitados se pueden llevar impreso de recuerdo las fotos como si fueran parte de la Scaloneta.

La mano de Dios, el homenaje de un hincha

A la semana de la muerte de Maradona, Guillermo Aguirre Bengoa, un informático fanático del mítico 10, tuvo la idea: crear una pieza de cotillón, como un guante, pero que imitará la clásica Mano de Dios que marcó la victoria contra los ingleses.

“Para mí, Diego era la voz de los que no podían defenderse, el tipo que enfrentaba la adversidad. Hoy muchos se tiran al piso al primer tropiezo y pensé la mano divina como algo a lo que aferrarse, mucho más allá de lo futbolístico. Todos los países cerraron cierta humillación histórica con Inglaterra con ese gol. Ellos también gozaron. Hasta en Bangladesh nos aman por eso. En la psiquis cerró perfecto. Todas ex colonias y colonias celebrando eso”, cuenta a Clarín.

Después de mucho trabajo con colaboradores, amigos, artistas, dueños de cotillón y una impresora 3D, hoy la mano llegó a los eventos, como una pieza codiciada de celebración nacional y alegría maradoniana. Viene con una plancha de stickers con mensajes que se le pueden sumar, como “Las Malvinas son argentinas” o “la firma del diez”, una pulsera como la que llevaba ese día y hasta el anillo clásico.

La mano de Dios: el cotillón mundialista se metió en todas las fiestas. Foto: Romina Du Berti

Si bien está en cotillones, la idea es ir más allá. “Pensé ¿qué es lo que hubiera querido el Diego? Ponerlo al servicio de los laburantes. Y ahí se me ocurrió darle una mano a los canillitas que venden cada vez menos, así que ya está en algunos puestos de diarios en Zona Oeste, en La Plata, Ensenada y próximamente en todos. El Diego mutó y siempre se renovó en función de los momentos sociales”, cuenta.

En general, las ventas del cotillón mundialista van en aumento, cuenta un fabricante del rubro. “Hace más de 40 años que fabrico cotillón y nunca vi esto. En todos los otros mundiales, los eventos empezaban a pedir cotillón celeste y blanco dos meses antes, pero este año se empezó en junio a usar”.

“Yo lo atribuyo a una alegría que necesita el pueblo, no sé si es la futbolística pero hubo una simbiosis con esta Selección. Hace años que no se sentía esta expectativa por festejar algo. Es raro, no soy psicólogo, pero después de una pandemia y con estos sinsabores económicos, apareció esta Selección y la gente se aferró casi religiosamente”, reflexiona.

AS