Militantes y funcionarios del oficialismo despidieron a Hebe de Bonafini en la Plaza de Mayo

A pesar del calor, hubo representantes de varios sectores del oficialismo para homenajear a la titular de Madres de Plazo de Mayo. Bajo un sol abrasador y 35 grados, miles de militantes despidieron a la presidenta de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini. Ministros y referentes del gobierno nacional y bonaerense también fueron parte…

militantes-y-funcionarios-del-oficialismo-despidieron-a-hebe-de-bonafini-en-la-plaza-de-mayo

A pesar del calor, hubo representantes de varios sectores del oficialismo para homenajear a la titular de Madres de Plazo de Mayo.

Bajo un sol abrasador y 35 grados, miles de militantes despidieron a la presidenta de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini. Ministros y referentes del gobierno nacional y bonaerense también fueron parte de la ronda, que las Madres realizan ininterrumpidamente desde el 30 de abril de 1977 en Plaza de Mayo.

Fue una despedida de alto contenido político, incluso partidario: todos los principales sectores del oficialismo estuvieron presentes. Hubo columnas de La Cámpora, Barrios de Pie, el Movimiento Evita, Unidos y Organizados, de ATE y la CTA.

La mayoría de la militancia llegó desde el Conurbano y la izquierda estuvo ausente. Hubo, en cambio, presencia de otros organismos de Derechos Humanos, como H.I.J.O.S.

Las cenizas de Hebe, que murió el domingo a los 93 años, se colocaron a los pies de la pirámide de mayo. En la reja que custodia el monumento se colocaron imágenes de Bonafini, pañuelos y carteles.

La titular de Madres, que ya atravesaba problemas de salud, había estado en la Plaza, por última vez hace exactamente dos semanas, cuando pidió resistir a los jueces. “Tenemos que hacer una gran manifestación, una pueblada para sacar a todos estos jueces de mierda, pero una pueblada de verdad contra los jueces”, sentenció Bonafini, siempre polémica.

Algunos de los funcionarios de peso del oficialismo que estuvieron presentes se hicieron eco de las últimas palabras públicas de Bonafini. “En un marco de irracionalidad, donde un sector del Poder Judicial no responde a ningún parámetro ni criterio constitucional, el que tiene que hacerse oír es el pueblo”, señaló ante la consulta de Clarín Andrés Larroque.

Además del referente camporista hubo otros dirigentes importantes del cristinismo duro, como los ministros Wado de Pedro y Tristán Bauer; el gobernador bonaerense Axel Kicillof; el diputado Leopoldo Moreau; el ministro de Trabajo de la Provincia, Walter Correa; la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza; y el de Ensenada, Mario Secco. Todos se mezclaron con funcionarios más próximos a Alberto Fernández -resistido por Bonafini hasta el final- como la ministra de Desarrollo Victoria Tolosa Paz y los asesores Alejandro Grimson y Ricardo Forster.

Militantes de La Cámpora, en la despedida a Hebe de Bonafini, titular de Madres de Plaza de Mayo. Foto: Juan Manuel Foglia.

El jefe de Estado a esa hora permanecía en su despacho reunido con el titular de AFIP Carlos Castagneto. “Ya expresó sus condolencias y decretó 3 días de duelo. La homenajeamos con profundo dolor y respeto”, había dicho la vocera Gabriela Cerruti -que también fue blanco de las críticas de Bonafini- por la mañana, cuando la consultaron por el rechazo de la cuenta de Madres en Twitter a las condolencias públicas del mandatario.

La multitud en la Plaza obligó a la que habitual ronda de las Madres -la 2328- no fuera alrededor de la pirámide sino de la Plaza y por la calle. Unos minutos antes Francisco Paco Olveira, referente del Grupo de Curas en Opción Por Los Pobres -y muy cercano a de Bonafini- despidió a su amiga y leyó la carta que el papa Francisco envió tras la muerte de la titular de Madres.

Durante militantes de La Cámpora -que llegaron sobre todo desde Almirante Brown, San Miguel y Lomas de Zamora- aprovecharon para cantar por Cristina Kirchner y en contra del FMI.

El resto de la militancia cantaba consignas de cara una de las marchas por Derechos Humanos. “Madres de la Plaza, el pueblo las abraza”, se escuchó una y otra vez. Bajo un gazebo, militantes de La Cámpora-Salud atendían a decenas de personas que se descompensaron por un calor insoportable. Para sortear el agobio, muchos optaban por refrescarse en una de las fuentes de agua de la Plaza. 

Calor agobiante. Militantes se refrescan en la despedida de Hebe de Bonafini. Foto: Juan Manuel Foglia

Desde un escenario, Demetrio Iramain, ladero permanente de Bonafini, fue una suerte de maestro de ceremonias. La semblanza incorporó . “Acordémonos de lo que quiso hacer (Mauricio) Macri con las Madres. Las Madres defendieron con el cuerpo el archivo histórico, cuando el macrismo se los quiso robar, además de querer meterla presa a Hebe. Tenemos que seguir defendiendo”, señaló Iramain que recordó que Bonafini fue la encargada de convencer al resto de las Madres de continuar con las rondas tras las desapariciones de Esther Ballestrino, María Ponce y Azucena Villaflor.

Otras Madres se dirigieron a la militancia para despedir a su amiga y líder. “Vamos a seguir su eje con su lucha y su bondad. Con ella y con Cristina”, afirmó Visitación de Loyola, cuando la militancia la interrumpió con aplausos. Josefa de Fiore, Sara Mrad, Carmen Arias e Irene de Chueque fueron otras de las Madres que tomaron la palabra. “Como decía Hebe, la política no es el camino para un cargo, la política es construir un proyecto político donde la distribución esté en el pueblo, donde garanticemos que los niños sean felices. Gracias, Hebe, me enseñaste todo”, dijo la última. 

Iramain prometió llevar adelante el último mandato de Bonafini: la pueblada contra los jueces y echar a la Corte Suprema. “No estamos tristes sino rabiosos. Nos vemos el jueves”, prometió al final.