Néstor Grindetti a Clarín: «No veo ninguna posibilidad fáctica de acuerdo con Carolina Píparo»

-¿Qué balance hace de la elección de Juntos por el Cambio?

-Creo que costó que el elector tomara bien el concepto de la interna. Escuchaba mucho que la gente decía “no se peleen”. En realidad no era una pelea, de hecho hoy estamos todos juntos, pero hubo cierto distanciamiento de la política en general y entonces va hacia un lugar que aparece como un movimiento político contestatario o fuera del sistema. Una suerte de enojo que canaliza Milei.

-¿A qué atribuye la pérdida de votos del espacio (medio millón) en relación con las PASO de 2021?

-El que aparece como un actor nuevo es Milei. En lo que llamo la final, la general, se va a poder discutir con el kirchnerismo ideología, valores, temas que en la interna no están. Y con Milei en algunas cosas coincidimos, sobre todo en términos económicos, pero nosotros tenemos ideas si se quiere más practicables, más factibles, y equipo. La campaña que viene va a ser totalmente distinta.

-¿Cómo impactó en la elección la semana previa con el crimen de Morena Domínguez en Lanús, el del médico Juan Carlos Cruz en Morón, los incidentes en Constitución?

-No lo sabemos, lo que puedo decir por lo que hablo con la gente es que está mal, preocupada, caída, en una actitud de desesperanza. Hay una gran responsabilidad en el kirchnerismo, que le quitó a millones de personas la ilusión de que podemos tener un país mejor. Tenemos el desafío de llevar un mensaje de esperanza. El clima electoral se enrareció. Y sin saber de dónde vino, hubo un agite de algunos sectores por abajo para perjudicarnos.

-La muerte de Morena refleja la ausencia del Estado en su indefensión, la marginalidad, las adicciones, la inseguridad. ¿Qué autocrítica hace desde el municipio y cómo abordaría esas cuestiones en caso de ser gobernador?

-El Estado tiene que atacar esos temas desde varios ángulos. Algunos como acción inmediata, que es tener un sistema de seguridad que funcione mejor. Para decir un hecho concreto, nosotros proponemos una policía de cercanía que dependa del intendente. Ahora, hay que trabajar muchísimo en la educación formal y no formal, para que los chicos tengan una formación que les permita adaptarse a las necesidades de la vida, generar oficios y ocupación. El kirchnerismo les da una asistencia económica, pero todo el entorno sigue funcionando muy mal. La necesidad de asistencia económica es cada vez más grande y es un círculo vicioso. Hay que atacar la coyuntura y también el fondo.

Néstor Grindetti descartó un acuerdo con Píparo para las generales de octubre. FOTO ENRIQUE GM

Néstor Grindetti descartó un acuerdo con Píparo para las generales de octubre. FOTO ENRIQUE GM

-¿Qué mirada tiene sobre la gestión de Kicillof?

-La defino como una gestión ausente, casi como una no gestión. Kicillof está pensando en los temas macroeconómicos, temas políticos nacionales, en su relación con Cristina, con el Presidente. No está pensando en los problemas de la gente. Parece contradictorio con la cantidad de votos que sacó. Muchas veces no se percibe la responsabilidad del gobernador en cuestiones como salud o seguridad.

Néstor Grindetti, ganador de la interna de Juntos por el Cambio en la Provincia. Foto: Enrique García Medina.

Néstor Grindetti, ganador de la interna de Juntos por el Cambio en la Provincia. Foto: Enrique García Medina.

-¿En este tramo de la campaña hasta qué punto va a polarizar con Kicillof y en qué medida a diferenciarse de Píparo y Milei?

-Vamos a mostrar lo nuestro y por contraposición van a expresarse claramente las diferencias con el kirchnerismo y lo que podemos mostrar también de diferente con Milei. Nosotros queremos bajar el gasto público, el kirchnerismo lo exacerba. Nosotros queremos que el Banco Central sea independiente. Queremos 190 días de clase, el kirchnerismo no quiere. Eso queda claro. Nosotros tenemos el liderazgo fuerte de Patricia, pero ella sabe que sola no puede y abajo tiene un equipo sólido.

-¿Hay posibilidades de un acuerdo con Píparo?

-Fácticamente es imposible. Somos dos listas distintas. Además de las diferencias que estuvimos señalando, no veo ninguna posibilidad. Siempre dijimos que vamos a tener que buscar acuerdos parlamentarios y tal vez por afinidad con los diputados y senadores que ingresen con Milei. Pero eso es para más adelante.

-Bullrich tendrá que retener los votos de Rodríguez Larreta. ¿Usted cómo hará con los de Santilli?

-Ya se dijo muchas veces, nadie es dueño de los votos de nadie. Ahora, nosotros siempre dijimos que en nuestro espacio político la interna dirimía estilos de liderazgo y no valores o ideologías. Ahí coincidimos. Y si además todo el equipo de Diego en la provincia viene a trabajar con nosotros, se supone que la mayoría debería seguir acompañándonos.

-¿Y cuál será la estrategia para crecer?

-Para crecer tenemos que ir sobre el electorado de Milei, ahí donde coincidimos en ideas llevar el mensaje de que nosotros tenemos este equipo y queremos hacer esto de esta forma. Mostrar nuestras medidas contundentes pero practicables. Sobre los que no fueron a votar, el mensaje de que necesitamos el compromiso de ellos si queremos cambiar. Y mientras el oficialismo siga haciendo lo mismo y por lo tanto todo se siga deteriorando, uno esperaría que va a perder electorado. Son los tres grupos de electores a los que tenemos que hablarle.

Grindetti cuestionó duramente la gestión de Axel Kicillof en Buenos Aires. FOTO ENRIQUE GM

Grindetti cuestionó duramente la gestión de Axel Kicillof en Buenos Aires. FOTO ENRIQUE GM

-¿Macri tendrá un rol en la campaña o pesa su imagen negativa en el conurbano?

-Tengo un gran cariño y respeto por él, por ahí me cuesta ser objetivo, pero para mí Mauricio es un referente necesario en la política argentina en su calidad de ex presidente. En muchos países se le dice presidente, porque ocupa un rol de consejero. Mauricio va a estar siempre, para mí desde ya, pero además creo que para nuestro espacio político.

-¿Cómo puede impactar en el conurbano la crisis económica, con el aumento del dólar y el traslado a precios?

-Hoy hay un fenómeno inédito en la Argentina, por el volumen que se ve, de trabajadores pobres. Y a este nivel va a haber cada vez más pobres. Esto genera mucha angustia en la gente, una clase media castigadísima. Hay una baja importante en el estándar de vida de la gente, un deterioro del consumo. Me preocupa por la gente que la está pasando mal y desde la política porque vamos a encontrar una situación realmente compleja. Vamos a tener que tener la capacidad de transmitir lo que encontramos. Eso es muy importante.

-¿Hasta cuándo seguirá en Independiente?

-En estos días vamos a dejar que las cosas sigan así para poder terminar el proceso de contrataciones. En septiembre me voy a tomar licencia en el municipio y en el club vamos a ver si es una licencia de 30 días hasta la elección. Lo tenemos que definir, pero probablemente septiembre sea para mí un mes de licencias temporales.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Vacuna antiaftosa: expectativa de ruralistas ante el nuevo escenario

Desde la Asociación de...

Estudiantes vs. Boca, en vivo, por la Copa de la Liga

Se prestan la pelota durante los primeros minutos. Algo...

Tensión en la marcha contra los despidos en el Estado: policía implementó el protocolo antipiquetes

La movilización la iniciaron empleados del INCAA, pero se...