Sapucay y mensaje sobre el bastón de mando en la Virgen de la Merced

Crédito: gentileza

Corrientes celebra hoy su fiesta patronal, en honor a la Virgen de la Merced. Y por ello, en la iglesia de la ciudad homónima se oficiaron misas durante la mañana.  Mientras que, a partir de las 16, se realizó la procesión a la que asistieron un gran número de feligreses, entre ellos, el intendente, Eduardo Tassano; el viceintendente, Emilio Lanari; y el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Juan José López Desimoni. Luego, en el escenario instalado fuera de la iglesia, el arzobispo de Corrientes, Andrés Stanovnik, presidió la misa central. 

En ese contexto, recordó que «hace exactamente doce años, y un día como hoy, hemos colocado el bastón de mando en nuestra imagen de la Merced. Entonces decíamos que restituir el bastón de mando en las manos de Nuestra Señora de la Merced, es declararla conductora de un pueblo que busca su libertad, y reconocerla como maestra que nos enseña a conciliar el amor a Dios y a la Patria, a ejercer el poder como servicio, y a brindarse por entero a la construcción de una patria para todos. En eso consiste el bastón que tiene en sus manos».

«La lógica de ese bastón no es la guerra, sino la paz; no es la conquista, sino la fraternidad, que se construyen en el espíritu de la merced, de darse gratuitamente, de ofrecerse en sacrificio para que el otro viva. Esta es la irracionalidad del amor cristiano: a la irracionalidad de la violencia, se propone la irracionalidad de amor. Esta la merced que la Virgen ofrece con sus brazos extendidos y sus manos abiertas», agregó.

Tras lo cual, instó a abrir «nuestros corazones y recibamos agradecidos esa merced, porque en ella está todo el potencial que necesitamos para reconstruir nuestros vínculos en la familia, promover la amistad social y un sentido más profundo de fraternidad entre todos. Porque no hay convivencia humana que pueda perdurar, sino está fundada en el amor oblativo, en la entrega desinteresada, en el riesgo de comprometer la propia vida en favor de otros».

Y antes de terminar, a pedido del arzobispo, se escuchó un fuerte sapucay marco el último tramo de la misa que concluyó con el Himno a la Virgen de la Merced. 

El festejo patronal seguirá esta noche con una procesión alrededor de la plaza 25 de Mayo.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas