Bronca y furia en Juntos por el Cambio por la senadora que ayudó a Cristina Kirchner con su faltazo

La ajustada votación en el Senado del pliego para extender el mandato de Ana María Figueroa, la camarista que fue cesanteada por la Corte Suprema de Justicia por haber llegado a la edad jubilatoria, provocó distintas reacciones tanto en el oficialismo como en la oposición durante la mega sesión de este jueves, que al menos por algunos minutos fue presidida por Cristina Kirchner.

En el Frente de Todos hubo satisfacción por haber conseguido aprobar el pliego de la jueza K, ya que así se cerraban 5 meses de frustraciones e intentos fallidos, aunque el final puede ser «abstracto» como repitieron desde Juntos por el Cambio o en el peor de los casos puede derivar en un conflicto de intereses entre el Senado y el máximo tribunal.

Pero la segunda sesión del año de la Cámara alta dejó algo más. Es que la coalición opositora podría haber impedido que el oficialismo avanzara con el pliego de Figueroa si hubiera contado con el plantel completo.

Sin embargo, la ausencia de la neuquina Lucila Crexell le impidió a Juntos por el Cambio alzarse con una victoria en el recinto que hubiera significado un nuevo revés político para la vicepresidenta.

Al principio, el faltazo de la representante del Movimiento Popular Neuquino causó sorpresa entre los jefes de Juntos por el Cambio, porque el miércoles, en la víspera de la sesión, se comunicó con las autoridades del interbloque avisando que estaba de viaje y que no iba a poder estar en el Senado.

Desde la oposición sólo dejaron trascender que la senadora estaba en el exterior, pero nadie supo confirmar el destino elegido. Algunos dijeron que estaba en Alemania y otros que estaba en Estados Unidos, pero nadie dio precisiones. Luego de varias horas, la senadora explicó por qué no pudo llegar a la sesión.

Pero la actitud de Crexell, alineada con Patricia Bullrich -al menos hasta antes de esta sesión-, generó un profundo malestar entre los radicales y macristas. «La semana que viene vamos a ver qué medidas vamos a tomar con la senadora», le dijo a Clarín un importante representante de la oposición.

Hubo algunos insultos hacia la senadora del MPN pero también hubo gestos de resignación entre los miembros de la coalición opositora, que recordaron que no era la primera vez que la neuquina termina jugando a favor del kirchnerismo. Incluso recordaron cuando en 2014 se abstuvo en la votación de la Ley de Hidrocarburos cuando su entonces compañero de bancada, Guillermo Pereyra, votó en contra de la propuesta impulsada por el oficialismo.

La respuesta de la senadora Crexell

Sin embargo, la senadora neuquina dio su versión luego de que Javier Milei publicará en su cuenta de Twitter que por la ausencia de una senadora de JxC «el Senado acaba de aprobarle el pliego a la jueza que garantiza la impunidad de Cristina Kirchner».

También a través de las redes sociales, Crexell dijo que estuvo en Bonn, «invitada como panelista a una actividad internacional sobre energías renovables, temática que forma parte de mi agenda legislativa». «Ni de vacaciones, ni escondiéndome. Representando a la Argentina en foros internacionales, y pagándolo con fondos propios», agregó la senadora.

En el mismo mensaje, la senadora dijo que «el kirchnerismo, en una de sus típicas maniobras, convocó de forma intempestiva a una sesión cuya verdadera finalidad fue tratar la situación judicial de Cristina». «La convocatoria se hizo el día anterior a la sesión, resultándome imposible regresar a tiempo», completó.

Pero la ausencia de Crexell no fue el único dato que dejó la sesión, porque para la oposición fue llamativa la actitud de la misionera Magdalena Solari Quintana, quien colaboró con el oficialismo para reunir el quórum pero estuvo ausente a la hora de la votación del pliego de Figueroa.

Justamente, la ausencia de la senadora del Frente Renovador de la Concordia obligó al desempate de la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala, luego de que la votación finalizará empatada en 35.

«Nunca podría haber caído peor la actitud de la senadora Crexell», se lamentó un importante legislador opositor, que también sintetizó un poco la opinión que circuló entre los representantes de Juntos. «Ellos (por el oficialismo) sacaron a Solari Quintana para que quede al descubierto la ausencia de Crexell», confió.

Ya desde el día anterior, José Mayans sabía que la neuquina no iba a estar en la sesión, pero en todo caso no era su responsabilidad garantizar que Crexell estuviera en su banca para frenar la aprobación del pliego de Figueroa.

Solari Quintana evitó hacer declaraciones sobre su decisión de no acompañar al kirchnerismo en la votación. «No voy a dar notas», dijo la senadora cuando este cronista intentó consultarla sobre su decisión.

En el oficialismo también hubo hermetismo aunque algunos vincularon la decisión de la misionera con «diferencias políticas». Pero lo curioso es que Solari Quintana firmó el dictamen de la comisión de Acuerdo avalando con su firma la continuidad de Figueroa.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Provincia y municipios reunidos para capacitación clave en presupuesto

El ministro de Hacienda...

Violento robo en Recoleta: tres motochorros fueron detenidos tras una salidera bancaria a una pareja

Este viernes una pareja sufrió un violento robo bajo...

Copa América 2024: cuándo empieza, el partido inaugural de Argentina, grupos y fixture

La Selección arranca vs CanadáLa mascota y la canción...

Sandra Pettovello rompió el silencio y aseguró que no va a renunciar: Vine a bancar a mi amigo

La ministra de Capital Humano se mostró en una...