Un preso hizo que una nena le mande imágenes sexuales y la extorsionó para conseguir datos de las tarjetas de crédito de sus padres

Un hombre de 42 años que cumple condena por el delito de corrupción de menores en la Unidad Carcelaria N° 21 del penal de Campana fue acusado de haberse hecho pasar durante tres años por un adolescente en las redes sociales para conseguir que una nena le mandara imágenes sexuales y luego extorsionarla para que le pasara los datos de las tarjetas de crédito de sus padres.

La Unidad Funcional de Instrucción 5 de Morón acusó este viernes al sospechoso de haber utilizado diversos nombres de usuarios como «rojas.valenokk», «rojas_valentinn», «Valen Rojas» y «Felipe Colombo» pasar contactarse con la niña por Instagram y WhatsApp para lo cual utilizaba diversos nombres de usuarios como.

De ese modo, logró engañar a la nena, de entonces de 12 años, «controlándola emocionalmente mediante manipulación y halagos para obtener su confianza» y «hacerle producir imágenes con fines predominantemente sexuales«, según advirtieron las fuentes judiciales.

Claudio Oviedo, uno de los fiscales de la causa junto a su colega Marisa Monti, expresó a Télam que comenzaron a rastrear los perfiles de Instagram del acusado, obteniendo como resultado una dirección en el partido bonaerense de Hurlingham.

Según el fiscal Oviedo, la dirección que detectaron «estaba registrada, porque en 2008 el mismo hombre había sido detenido, llevado a juicio y condenado a ocho años de prisión por corrupción de menores«.

Parte de los dispositivos tecnológicos que incautaron.Parte de los dispositivos tecnológicos que incautaron. «Estando en la cárcel fue condenado nuevamente en dos oportunidades, en causas iniciadas en Campana y Lomas de Zamora, por los delitos de grooming», agregó el fiscal.

El acusado mantuvo contacto con la menor de edad durante tres años obligándola a producir fotografías y videos, advirtiéndole que «si no lo hacía le mostraría las imágenes a sus familiares y allegados«.

Además, bajo intimidaciones «constantes», el imputado obligó a la niña que le entregara los datos de 40 tarjetas de débito y crédito de diferentes bancos, pertenecientes a sus padres, para «efectuar compras varias», logrando así defraudarlos «por una suma aproximada de medio millón de pesos«.

Parte de los dispositivos tecnológicos que incautaron.Parte de los dispositivos tecnológicos que incautaron.En febrero pasado, la adolescente que ahora tiene 15 años logró contar el acoso que sufría y el caso llegó a las autoridades de la Unión Funcional de Instrucción 5 de Morón, integrante de la Red 24/7 de Delitos Informáticos y Evidencia Digital.

En el marco de las tareas de investigación, que duraron nueve meses, el Departamento de Delitos Conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming de la Procuración General bonaerense descubrió al autor, quien realizaba todas las maniobras desde la Unidad Penal 21 de Campana, donde cumple condenas por otras causas.

«Entendemos que puede haber otras víctimas en función de su historial, que es algo concreto y no especulación, y porque sofisticó su modo de operar», explicó el fiscal.

El hombre detenido fue acusado por abuso sexual gravemente ultrajante reiterado -en dos ocasiones-, abuso sexual con acceso carnal, captación de un menor por medio de comunicaciones electrónicas con el propósito de producir fotografías y archivos de videos con fines predominantemente sexuales, delitos agravados por ser la víctima menor de 13 años.

Además, está procesado por extorsión, defraudación mediante el uso de tarjetas de crédito y exhibiciones obscenas agravadas por ser la víctima menor de 18 años.

Intervienen en el caso los juzgados de Garantías 4 y 5 de Morón, a cargo de Marcelo Luis Manso y Jorge Rodríguez, respectivamente.

Con información de Télam.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas