El gobierno tucumano afirmó que «hay 50 mil empleos en riesgo en la agroindustria del limón»

«Hay 50 mil puestos de trabajo de forma directa e indirecta que si continúa la crisis corren peligro», dijo el ministro de Economía y Producción de Tucumán, Daniel Abad, frente a las críticas de empresas agroindustriales de esa provincia al proyecto para la creación del Instituto para el Crecimiento y Fomento del Limón (IFL).

«Queremos acompañar al sector privado para que desarrolle su actividad con herramientas y que se pongan de acuerdo», dijo el funcionario. Y explicó que «el objetivo que pretende el gobierno provincial con la presentación ante la Legislatura es atender «un pedido de productores del sector».

Precisó que «la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa), que nuclea a los citricultores de Tucumán y Salta, pidió una herramienta que trate de articular con el sector citrícola un problema de superproducción que viene acarreando desde el año 2017”.

«Puestos de trabajo y paz social»

Abad ejemplificó algunos aspectos negativos que llevaron al sector a esta crisis: “Hay excedente en la producción de limones y sus derivados como el jugo, problemas de precio en el mercado mundial y competencia con Sudáfrica».

Y alertó que «hay 50 mil puestos de trabajo directo e indirecto que involucra a obreros del surco, químicos y empleados un conjunto de personas. Eso nos preocupa y si la crisis sigue podría poner en peligro la paz social en el sector”.

Abad sostuvo que «con la experiencia del Instituto de Desarrollo Productivo (Idep) y del Instituto de Promoción del Azúcar y el Alcohol en Tucumán (IPAAT) celebraron un acuerdo como fieles testigos en la industria azucarera para exportar los excedentes y proteger la actividad”.

En ese sentido, Acnoa les pidió «articular una herramienta con la experiencia que tenemos y elaboramos un ante proyecto de ley -que para nada es gigantesco y con pocos empleados– de manera que se puedan sentar institucionalmente para encontrar vías de solución, que por lo visto no lo están encontrando”, sintetizó Abad.

E indicó que se busca “acompañar al sector privado. No nos metemos en el área. Los que tienen convenios que ganen dinero”.

El gobierno tucumano afirma que «no es una intervención»

El titular de Acnoa, Pablo Padilla, se pronunció a favor de la iniciativa y coincidió con las palabras del titular de la cartera económica: “No se trata de una intervención por parte del Estado, sino de una herramienta con la que se pueda ordenar al sector para encausarlo, nuevamente, en un camino de crecimiento y rentabilidad y no de sometimiento de los fuertes sobre los débiles”.

“Nadie puede decir que no es verdad y que estamos viviendo una situación de crisis y que esto está impactando en la provincia. La decisión del gobernador Osvaldo Jaldo ha sido generar una herramienta para lograr los consensos que necesitamos y que el sector privado no ha sido capaz de generar por sí solo”, sostuvo el referente del sector.

Padilla puntualizó que la iniciativa surge también como respuesta a las 6.000 hectáreas de producción que se están perdiendo y las 11.000 hectáreas abandonadas que impactan de lleno en la caída de ingresos a la provincia.

“El Gobernador Jaldo está diciendo, señores limoneros, vengan, siéntense, les doy el marco legal para que trabajen y traten de conseguir los acuerdos necesarios para corregir lo que está pasando”, enfatizó Padilla

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Funcionario nacional destacó el potencial productivo de Corrientes

Los ministros de Producción...

Julieta Jankunas: El hockey me hizo conocer mis límites

Julieta Jankunas se conecta a Zoom. La cámara se...

El Gobierno oficializó la salida de Nicolás Posse y designo a Guillermo Francos como jefe de Gabinete

El Gobierno oficializó la salida de Nicolás Posse como...