Milei reorganiza el Gobierno para el segundo semestre: la catarsis y la encrucijada para la etapa que viene

El Gabinete atraviesa tensiones crecientes. Qué pasará con Posse. La pelea de Bullrich con Ritondo y Macri. Kicillof, frente al dilema Espinoza. La imposición de manos de ”Yuyito” González y ¿figura para 2025? La inquietud de Sturzenegger. Y el jaque que prepara la oposición.

María Fernanda Alonso

Javier Milei en Córdoba (Foto: EFE)

El presidente Javier Milei, durante su acto en Córdoba por el 25 de mayo. (Foto: EFE)

Se abrió una puerta negra. Javier Milei y Amalia “Yuyito” González quedaron ojo a ojo. Quizá por las alturas. Ella, 1,76 metros sin tacos. El Presidente, 1,78. Sonreían Karina Milei y Sandra Pettovello. Desde entonces Milei tiene la bendición de “Yuyito”. Estrecharon las manos con fuerza y extendieron los brazos. Ella cerró los ojos: “Dios bendiga a este hombre…”, iluminó con una imposición de manos.

Afuera, panic show libertario. Adentro, paz. Milei parecía tranquilo. Todo había salido como soñó. Todo es el show en el Luna Park. El resto -Ley Bases y reforma fiscal- espera en la esquina del ring de “la casta”. Casi seis meses y ni una ley. Milei sacudió el cuerpo -gritó, agitó y corrió- frente a la impotencia con la que rebota ante el Congreso. Una descarga energética tan efectiva como en el universo perruno. El Gabinete respiraba. Un tuit mal puesto y “hola a las armas” en el Senado. No pasó. Después de la aplanadora, Milei, manso, pero firme, sacó bandera blanca desde el Cabildo de Córdoba.

A la oposición estrechó los brazos y al gabinete en capilla, un gesto, después de ponerlos en revisión: bajó del escenario y besó a los de las primeras filas. Nicolás Posse estaba en segundo plano. Viajó, como anticipó TN, gracias a las artes de Guillermo Francos: ya detenta el cargo de ministro componedor del interior y exterior del Gobierno. Suena como reemplazante de Posse y fue clave para que el jefe de Gabinete asistiera al acto del 25 de Mayo. Milei había puesto los puntos: o sea, Posse viajó solo porque entraba en la lógica del protocolo. Si no, afuera.

“Somos todos conscientes de que tenemos un Presidente disruptivo” es el mensaje que Francos reparte como escarapela para sostener el “Javier es así”. Tan así que a horas de desembarcar con todo el Gabinete en Córdoba los mandó a repechaje. Sin repetir y sin soplar.

Leé también: En medio de la crisis interna, Milei pone la mira en el 9 de julio para realizar el pacto con gobernadores

El Gobierno ingresa en el segundo semestre. Todos brotes, menos verdes. Por la buena onda con algunos del PRO, Martín Menem invitó a un pucho de diputados al acto del Luna, encabezados por Cristian Ritondo. Se juntaron en el despacho del presidente de la Cámara para llegar en grupo al estadio de la calle Bouchard.

“Bien, en su salsa. El discurso fue técnico y tranquilo”, decía Patricia Bullrich, sentada junto a los padres del Presidente, y lejos del grupete que llegó con Menem. Los separa una brutal pelea en la provincia de Buenos Aires. Ritondo quiere asumir la Presidencia del PRO bonaerense. “Era el acuerdo hace seis meses. Ahora Patricia quiere armar, pero solo tiene a Valenzuela, con menos calle que Venecia”, se preparan para el barro.

Los Milei no hablan de fusión, ni de coalición con el PRO. “Absorción” es la poción para 2025. Bullrich salió con la aspiradora en un acto en Guillón la semana pasada y habrá más. “El armado de la provincia continúa conforme se acordó con los equipos del PRO de Patricia. LLA encabezando el proceso y sumando distintos actores como la ministra Bullrich y también José Luis Espert”, señalan cerca de Sebastián Pareja, el armador de los Milei en PBA. Una sutileza: los voceros de LLA se toman un tiempo para responder. Hay que prestar atención porque ninguna palabra es azarosa.

Por ahora Mauricio Macri ensaya castillos en el aire. En espejo, Cristina Kirchner, mensajes en redes sociales. El martes 28, el Instituto Patria presenta un libro sobre Hebe de Bonafini. La expresidenta podría reaparecer antes de que LLA intente sacar dictamen de la Ley Bases y la reforma fiscal en el Senado.

La semana siguiente, el 4 de junio, la oposición prepara un tres al hilo en Diputados: buscarán aprobar en el recinto una actualización de las jubilaciones, el presupuesto universitario y el FONID. Sandra Pettovello busca frenar el avance universitario con una reunión el lunes del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). “Si se vienen tres leyes, se vienen tres vetos”, dice un diputado del PRO. Milei, el guardaespaldas de la caja, ya avisó que antes hay que romperlo a él para tocar el superávit. “Si se aprueban esas leyes, se llevan puesto el superávit”, insisten en el PRO.

El oficialismo choca con el presente y se aferra al futuro. 2025. ¿”Yuyito” González podría ser candidata en un revival menemista? “No, no, no me veo en una banca. Sí tal vez con el trabajo que yo hacía con las mujeres, para empoderarlas, y que tuve que suspender en pandemia”, confiaba a los suyos la conductora en medio del raid post Luna. El ex Ministerio de la Mujer acaba de pasar de manos: de Pettovello a Justicia con Mariano Cúneo Libarona.

El caso Fernando Espinoza, denunciado por abuso sexual, incomodó al gobernador bonaerense que disparó para adelante. Se mostró con el intendente de La Matanza, en señal de respaldo. También estaba la vice, la matancera Verónica Magario. Quizá ella no sepa que cuando Kicillof la quería como vice, Espinoza le jugaba en contra con encuestas que le daban mejor a él. Nadie le creyó.

Leé también: Mauricio Macri le reclamó al Senado que apruebe la Ley Bases: “Es importante darle a Milei herramientas”

Algunos ven la otra cara de la denuncia contra Martín Insaurralde. Uno de La Cámpora, uno de los intendentes. Kicillof 1, Máximo Kirchner 1. Hay empates que son hundimientos. La presentación de la Escuela de Género que Kicillof suspendió en la semana pasó para el 3 de junio, en el aniversario de “Ni una menos”.

Kicillof sigue entrenando con el armado federal y transversal. Sale a caminar en joggineta y anteojos junto a su esposa por el Bosque de La Plata, donde está la cancha de Gimnasia. Federico Sturzenegger, hincha fanático del Lobo, es habitué de la zona. El ministro designado para el segundo semestre del Gobierno de Milei no estuvo en el acto oficial del 25 de Mayo en Córdoba. Estuvo en familia, quizá para prepararla para el nuevo rol.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Quién juega hoy por la Copa América 2024: horario de los partidos y dónde ver

Resultados y cuándo juega ArgentinaEs el turno de los...

Qué le falta a Javier Milei, según el análisis de Martín Redrado

El extitular del Banco Central, Martín Redrado elogió la...

Fátima Florez: el furor después del amor

Fátima Florez estaba enamorada. Lo dijo ella...